Vitolo: ‘donde dije digo, digo Diego’

Miguel Hernández | 09 junio, 2012 | 18:03 |  

Vitolo, en el último encuentro de Liga ante el Sabadell / Mykel

La memoria en el fútbol es el atributo más estéril. No sirve el ayer, sirve el mañana. Vitolo, jugador de la Unión Deportiva Las Palmas, parece abducido por esta brevedad temporal. Tras su lesión de rodilla en noviembre de 2010, el Club le ofreció la renovación. Fue un gesto de amor a ciegas y confianza en un futbolista con enorme futuro. Víctor Machín agradeció la deferencia, así como el tratamiento dado por la entidad de Pío XII, que pagó la operación de su rodilla en el especializado centro clínico del doctor Cugat en Barcelona. Sobre la ampliación de su vinculación, en aquel momento, dijo que “con el trato que me han dado, que ha sido increíble, se los quiero agradecer con la renovación”. Firmaba en julio hasta 2015 y una cláusula de rescisión de 12 millones.

Un mes después, en plena pretemporada, aumentó su relación con la entidad grancanaria en un año más, hasta 2016. Lo firmó motu propio, a iniciativa personal. El jugador grancanario razonó esta decisión, mostrándose “satisfecho”. “Mi intención ha sido siempre permanencer. Mejor que aquí no voy a estar en ningún lado”, apuntaba Vitolo, quien agradecía a la afición el apoyo dado. “He firmado el contrato gracias a ellos”, añadía, mostrando su deseo: “Quiero estar muchos años aquí”. — ¿La Primera División?, le preguntaban los periodistas. El canterano respondía que quería estar centrado “en jugar lo mejor posible y espero estar muchos años aquí. Luego ya se verá”. Estas declaraciones son del 17 de agosto de 2011, hace apenas diez meses. ¿Qué ha cambiado para que ayer dijera digo, y ahora diga Diego?

Insistencia en su salida 

Vitolo, ha sido el máximo goleador amarillo en el pasado curso con diez dianas / Mykel

Desde la confirmación de la marcha de su amigo Jonathan Viera a Primera División, Vitolo, familiares y representantes, han cambiado la estrategia. Dos días después abría una puerta a la salida para este mismo verano.

El pasado jueves el presidente Miguel Ángel Ramírez desvelaba la última artimaña de Vitolo, asesorado por su agencia de representación, Bahía Internacional, para presionar por su salida. El grancanario se negaba a firmar la tramitación de la licencia de la ficha profesional para el próximo curso. “De momento no voy a firmar nada. Hago lo que me dicen mis representantes y seguiré hablando con ellos para que me digan lo que debo hacer”, afirmaba el jugador en la edición de este sábado del Canarias7.

“A mí no me molestó que el presidente dijera en público lo que ha pasado porque es verdad. Me negué a firmar la licencia y, de momento, no lo haré. No busco tener problemas con el club ni nada parecido, pero ya he dicho que quiero mejorar, que me gustaría dar el salto a la Primera División y que pienso que puedo hacerlo ya”, añadía en el periódico capitalino.

Además, expresaba sus dudas en la confección de la plantilla de cara al próximo proyecto. “Han dicho que la nueva UD va a ilusionar y yo no lo veo. No hay fichajes importantes…”, declaró con cierto escepticismo.

El ‘caso Vitolo’ no ha hecho más que comenzar. Se espera un verano repleto de presiones por parte del entorno del futbolista. La Unión Deportiva Las Palmas es tajante en su postura: el jugador firmó un contrato y debe cumplirlo. Le únen cuatro temporadas más y doce millones de euros para rescindir su vinculación. La Directiva no se niega a escuchar ofertas, pero exigen una cantidad superior a la tasación final del traspaso de Viera —2,5 millones de euros—. El ‘culebrón Vitolo’ derramará mucha tinta en este mercado estival. De momento, la hemeroteca aclara pasadas pretensiones.

RELACIONADO

Etiquetas: