Sin tiempo que perder para adoctrinar a sus pupilos

Javier Marrero | 19 julio, 2012 | 20:45 |  

Sergio Lobera exige el 100% en cada entrenamiento / Carlos Díaz-Recio (udlaspalmas.es)

Los pequeños detalles marcan la diferencia en el fútbol profesional y esto lo tiene claro el cuerpo técnico liderado por Sergio Lobera, que empieza a ‘educar’ a sus jugadores para enseñarles la manera de la que deben de jugar. Mayu Sayabera es el encargado de iniciar la sesión de entrenamiento pero minutos después, el maño coge el timón.

Desde el inicio de esta semana el nuevo entrenador amarillo ya está haciendo asimilar a sus jugadores los conceptos futbolísticos que él quiere, tanto en acciones de estrategia como en los saques de esquina como en lo que parece lo más irrelevante, un saque de puerta del portero rival, en este caso Barbosa o Raúl.

En ese momento comienza la presión asfixiante de los atacantes de la Unión Deportiva Las Palmas. Mientras que los centrales se abren lo máximo posible para empezar jugando desde atrás, los delanteros no les dejan recibir el balón y cuando lo reciben, en la mayoría de las ocasiones tienen que volver a jugar con el cancerbero.

Juan Carlos Socorro ayuda en las labores de aprendizaje / Carlos Díaz-Recio (udlaspalmas.es)

En caso de que algo falle, se inicia de nuevo. “No quiero que reciba”, explica Sergio Lobera a los jugadores que tienen que llevar a cabo la presión, que todo hace indicar que será una de las armas que utilizará el técnico maño en la temporada que comenzará el próximo 19 de agosto.

Otra de las líneas maestras del técnico maño es la posesión del balón. Aunque el ex entrenador del Ceuta quiere un “juego práctico”, según indicó este jueves Vicente Gómez, mientras más tiempo tenga el balón los amarillos mucho mejor. Sin complicaciones, si algo no sale, es mejor empezar la jugada con el portero.

Ni dos semanas ha tardado Sergio Lobera en empezar a adoctrinar a sus futbolistas, que acogen con ganas cada entrenamiento que se presenta ya que en cada uno de ellos hay un nuevo concepto futbolístico que todos asimilan con el fin de intentar luchar por meterse en la promoción de ascenso.

Etiquetas: