Que la suerte nos acompañe, por Javier RODRÍGUEZ

Javier Rodríguez | 13 agosto, 2012 | 20:04 |  

Se acabaron las pruebas y los experimentos de pretemporada. Con mejores o peores rivales que han servido para pulir la nueva forma de entender el fútbol que ofrece Sergio Lobera, el técnico maño tiene ante sí un reto que, a priori, gusta por estos lares, acostumbrados siempre a un fútbol exquisito con el trato del balón. Y es que con apenas cuatro retoques y un cambio de estilo en la manera de jugar, la Unión Deportiva Las Palmas ha presentado oficialmente su candidatura para un premio que sólo tiene cabida para los tres mejores.

El horizonte se presenta con sensaciones ambiguas en las que conviven la ilusión por un objetivo ambicioso y las dudas por una pretemporada que no ha terminado de convencer a los más pesimistas. Con una plantilla en la que todos coinciden que no está completa en todos sus puestos pero que viene delimitada por las carencias económicas de la entidad que sigue tensando la cuerda para encontrar un mirlo blanco antes que concluya el plazo de fichajes.

Si con todos estos ingredientes Sergio Lobera es capaz de cerrar la línea defensiva y evitar la sangría de goles a las que nos han tenido acostumbrados los últimos años, se tendrá mucho camino ganado. A nadie se le esconde de la calidad que atesora la Unión Deportiva de mediocampo hacia arriba pero el talón de Aquiles parece encontrarse en los laterales. Arreglar este entuerto y encontrar la conexión adecuada para que los centrocampistas encuentren a los puntas puede ser la solución a nuestros males.

Sin tiempo para más, Santander se presenta como la primera estación en el camino del ascenso. Un sorbo difícil por la categoría del rival pero con las dudas de un reciente descenso y un cataclismo interno que puede ser un arma de doble filo para amarillos y cántabros. Que la suerte nos acompañe.

por Javier Rodríguez

 @javierodr 

Más artículos de Javier Rodríguez