El análisis del Club Deportivo Lugo, por José Juan Almeida

José Juan Almeida | 24 agosto, 2012 | 19:37 |  

REFERENCIA. Mauro Quiroga demostró su influencia en el juego del Lugo el pasado fin de semana. En la imagen, en una acción ante el Hércules / La Voz de Galicia

Nuestro próximo rival es el Club Deportivo Lugo, que viene de ganar en casa a uno de los aspirantes al ascenso, como es el Hércules. Buen espíritu de equipo y trabajo colectivo, a pesar de los muchos cambios que se han realizado en la plantilla con respecto a la del año pasado, la del ascenso. El conjunto gallego ha realizado hasta quince fichajes en su vuelta a la categoría de plata.

Lo más importante es que Quique Setién sigue al frente de un equipo al que ha logrado darle una idea muy clara de fútbol: un equipo que quiere ser protagonista, que tiene buen trato de balón, que busca un perfil muy claro de futbolistas y que sabe adaptarse a la necesidad que le solicita cada situación del juego. Un club que ha dado un gran salto de calidad y el cual ha tenido paciencia sin perder la insistencia en su objetivo.

Su posible equipo inicial este sábado en el Estadio de Gran Canaria será:

Joel en la portería. Es un jugador importante a la hora de iniciar el juego, ya que intentan salir jugando y buscan su apoyo al iniciar la jugada. Si no pueden salir combinando, éste es el que va a buscar la salida en largo, casi siempre buscando la posición del ex amarillo Quiroga, o sobre la posición de uno de los laterales que reciben en posiciones avanzadas, tratando de salvar la primera línea de presión del rival.

En defensa juega con una línea de cuatro jugadores. Con De Coz por la derecha y Manu el capitán por la izquierda. Ambos se incorporan mucho doblando al compañero de banda y sacando buenos centros. Por el centro suelen jugar Fran Pérez y Pavón, aunque Belforti era hasta la pasada temporada su hombre más importante en esa zona.

En el medio del campo y por el centro se sitúan dos piezas claves en el equilibrio del equipo, Seoane y Pita en el doble pivote, dos jugadores con buen toque y que siempre se ofrecen para darle continuidad al juego. Además, saben acompañar la jugada y rara vez pierden la zona, siendo tácticamente muy listos.

En la derecha su jugador más importante en la faceta ofensiva es Pablo Álvarez, mucho talento, muy buen último pase. Es la zona de mayor desborde y creatividad. Por la izquierda Tonetto, jugador argentino muy profundo en su banda. También destaca el joven canterano Iago Díaz: mucha calidad y desborde y que siempre suele jugar, bien como recambio o como titular en esa banda izquierda.

Por detrás del punta, Héctor Font, jugador muy versátil , con buena llegada y mucha experiencia en la categoría.

Y en ataque, Mauro Quiroga, muy sacrificado en el trabajo, buen rematador y se le nota muy ilusionado, lo que lo hace aún más peligroso.

En definitiva, el conjunto de Setién es un equipo muy bien armado, se complementan muy bien los jugadores en las distintas zonas del campo, trabajan la zona, son muy solidarios en defensa. Intentan llevar la iniciativa con buen juego combinativo o evitando la presión del rival, buscando en largo al punta y a partir de ahí trabajar las bandas ser profundos y sacar centros. Se juntan para apretar, robar y salir rápido. Intentan no regalar nunca el balón y saben exprimir sus recursos. Sin embargo, suelen sufrir sin balón y sobre todo cuando se le gana la espalda a la pareja de pivotes.

por José Juan Almeida
entrenador nacional de fútbol

Etiquetas: