El proyecto Lobera, por Jesús IZQUIERDO

SHARE

Valladolid, Elche y Celta también se llevaron este golpe. Roma no se conquistó en un día. Tampoco los soldados se rindieron tras su primera derrota en el campo de batalla. El sistema de play-off es un premio, pero el ascenso es un camino mucho más duro.

Es el momento de echar la vista atrás y valorar el año futbolístico de la Unión Deportiva Las Palmas. Ha sido una buena temporada. Con sus altos y sus bajos, pero el objetivo de la clasificación para la promoción se consiguió, y además dando la cara hasta el final. Y lo esencial, la afición volvió a confiar y creer en el amarillo.

El club ha tenido paciencia con Lobera, un entrenador hasta julio desconocido que ha repartido ilusión a una afición que llevaba muchos años sin competir con los de arriba. Muchos años sin un objetivo tan ambicioso. Supo el club aguantar la mala racha del equipo y confiar en un proyecto diseñado a medio-largo plazo, con la exigencia de un banquillo como el de Las Palmas en el que los resultados siempre se valoran en un corto espacio de tiempo.

El proyecto sigue con Lobera, aunque lo primero será cerrar su renovación. Serán varios los jugadores que deberán salir y otros tantas caras nuevas las que vendrán a apuntalar la columna vertebral. Se marchará Vitolo, puede que también Barbosa, pero el buen ojo que ha tenido Lobera recomendando jugadores esta temporada le da un plus de credibilidad. Eso sí, su opinión en lo que a incorporaciones se refiere debe tener el peso necesario para que el proyecto sea exitoso.

Si puede Lobera, en la medida de lo posible, diseñar ‘su’ plantilla hay motivos para volver a ilusionarse. Es hora de confiar y consolidar un proyecto. Un proyecto que ilusione y en el que de verdad se crea. Un proyecto como el que Elche, Valladolid y Celta hicieron en su día para no desfallecer cuando no consiguieron alcanzar la gloria a la primera.

Comienza la temporada 2013-2014 un día después de la desilusión de Almería. Debe ser así, porque cuando tropiezas debes levantarte para intentarlo otra vez. No hay que perder tiempo ni para sacudirse el polvo. El proyecto Lobera 2.0 ya está en marcha.

[box size=”large”]nrobaina_200por Jesús Izquierdo
twiter_25 @jesus_izdo
Más artículos de Jesús Izquierdo
[/box]