Los amarillos ante el Atleti, uno por uno

Compartir

El equipo grancanario, pese a caer eliminado en octavos de la Copa, acaba despidiéndose por todo lo alto con una victoria en el Vicente Calderón que no sólo deja magníficas sensaciones, sino que además reivindica a varios futbolistas y rompe una racha que se prolongaba durante más de un lustro sin ganar en la capital.

Raúl Lizoain (6) Indefenso. Pecó de exceso de confianza e incluso de velocidad de decisión en algunas ocasiones, pero no llegó a cometer errores graves. Sigue mostrando algunos nervios bajo palos, pero esta noche no tuvo culpa en ninguno de los goles encajados y además tuvo alguna intervención de mérito.

Michel Macedo (5) Contenido. Primer partido del año para el brasileño que no tuvo la proyección ofensiva que acostumbra, tal vez por instrucciones desde el banquillo. Aunque no terminó de estar del todo cómodo durante el encuentro, volvió a dejar buenas acciones como un centro medido a Livaja que sacó con muchos apuros Moyá.

David García (4) Flojo. En el segundo gol colchonero Correa le retrata con una acción que sorprende que se le cuele a un futbolista con la veteranía del capitán. Le faltó contundencia en algunas acciones y tampoco terminó de estar del todo cómodo.

Aythami (5) Regular. Actuación no muy distinta a la de David García pero sin cometer un error grave que acaba costando un gol. En líneas generales la defensa fue la zona del campo donde menos brillantes estuvieron los amarillos ya que el Atlético con poco lograba crear peligro.

Hélder Lopes (4) Gris. Probablemente el futbolista de la UD más incómodo en todo el partido. Durante la primera mitad parecía estar en una pista de patinaje con resbalones que propiciaron contras rojiblancas, mientras que tras la reanudación no cometió más errores pero tampoco estuvo a un nivel destacable.

Javi Castellano (6) Recuperado. Físicamente demuestra haber olvidado ya su lesión y vuelve a hacer gala de gran velocidad al repliegue y ubicación en el campo. No obstante, el actual estilo amarillo le saca a relucir sus carencias con errores en la entrega, falta de ideas para ser el origen del juego o dominio de la posesión.

Hernán s.c. Lesionado a los 18 minutos cuando todavía le estaba pillando el pulso al partido. No tiene suerte con las lesiones.

Tana (6) Voluntarioso. Menos brillante que en otras ocasiones ante la falta de socios que le acompañasen, pero sin perder la cara al partido y creando problemas a la madular colchonera. Pudo adelantar a la UD antes del descanso pero le faltó puntería.

Momo (5) Intermitente. Incómodo o intrascendente durante buena parte de los minutos, al de Las Torres ya le falta esa velocidad y confianza en el desborde que le hacía ser más atrevido. Hace cosas muy interesantes con el balón, pero le cuesta crear peligro en ataque por su banda.

Mateo García (7) Creciente. Tal vez por la amenaza de salir cedido o por haberse soltado, el argentino empieza a dar muestras de gran promesa con gran futuro. Tras un partido discreto en el que sólo en la segunda parte comenzó a participar, encontró un filón en la banda de Juanfran y lo interpretó a la perfección. Golazo y asistencia retratando a la defensa colchonera. Empieza a hacer dudas a quienes veían clara su cesión.

Livaja (7) Killer. Está encontrando la regularidad goleadora el croata y además hoy con una gran actuación en un escenario de campanillas. Firmó un golazo espectacular en el que convirtió a Godín en un defensa del montón, empujó otro y además aportó buenos detalles jugando de espaldas entre los centrales. Sigue creciendo y deja claro que quien venga para jugar en punta debe hacerlo muy bien para ganarle el puesto.

Montoro (6) Entonado. Volvía tras lesión y no lo notó, de hecho las prestaciones del equipo mejoraron con su entrada. Con más ritmo y más adaptado al sistema, controló mejor el centro del campo y aunque sin hacer una labor brillante, incluso fue uno de los orígenes del golazo de Livaja participando en las paredes que rompieron las líneas atléticas.

Lemos (6) Cómodo. Por fin el charrúa parece haber recuperado su mejor nivel y la regularidad tanto física como en su juego. Sólo estuvo media hora sobre el césped pero fue suficiente para confirmar que sigue a gran nivel y recordando al central por el que el Barcelona se interesó en verano. Mucha confianza con el balón en los pies y transmite seguridad en la salida.

Jonathan Viera s.c.

Vea el golazo de Livaja al Atlético de Madrid (VÍDEO)