Los deberes de Márquez para La Rosaleda

OPINIÓN | Artículo de opinión de Miguel Hernández, director de udlaspalmas.NET.

Compartir

Las sensaciones que ha demostrado la Unión Deportiva Las Palmas en estas dos primeras jornadas me ha dejado preocupado. Y supongo que es un sentir general. Tal vez no. Entiendo que son dos fechas únicamente, pero el nivel futbolístico y competitivo del equipo ha estado muy lejos de lo esperado.

Manolo Márquez, después del parón de selecciones, tiene que empezar a demostrar que es un entrenador a la altura del proyecto. Las dudas que genera su falta de experiencia en el fútbol profesional deben disiparse en Málaga. La UD debe tomar un camino después de esta inesperada indefinición inicial.

No hablo de conseguir resultados, hablo de fútbol. De que el equipo muestre una idea clara, unos conceptos tácticos básicos y un patrón de juego con más alternativas que dar el balón a Jonathan Viera y esperar a que él resuelva la jugada. Si algo nos enseñó Setién es que las sensaciones son siempre importantes. En las victorias y en las derrotas. Esto debe empezar a coger color en La Rosaleda.

Los deberes pendientes para Márquez y su cuerpo técnico rellenan una hoja. Se debe ver a una Unión Deportiva consistente, que presione de manera organizada e intensa en campo contrario, capaz de mantener las líneas juntas y de tener claridad en la salida de balón desde atrás. Que mantenga distintas alternativas en ataque y empiece a generar automatismos tácticos, principalmente en la sala de máquinas del equipo. No parecen pocas tareas, desde luego.

No pido excelencia, ni notas altas, pido brotes verdes aunque haya suspenso –insisto, no hablo de ganar o perder–. Estamos en el inicio de curso, pero LaLiga no espera por nadie. En Málaga la UD debe arrancar el motor. Definirse y empezar a demostrar que hay piloto para este Fórmula 1.

opiMiguelHernandez

Twitter: @mhernandez

Más artículos de Miguel Hernández