| Blogs

Renovarlo o…¿morir?

Escrito el: 23 mayo 2011 00:41 | Autor: | Archivado en: General | 1 comentario »

La UD ha conseguido la permanencia en esta llamada Liga Adelante al estilo Juan Manuel; esto es, buscando justamente lo que necesitaba: un punto. Para ello jugó ante el Numancia, para conseguir ese punto que necesitaba según nuestras cuentas(otros, la verdad es que dan pena con la fábula de las cuentas) para ir organizando con celeridad la próxima campaña. Al contrario de otras campañas, no se aprecia limpieza en el vestuario sino más bien al contrario: pocos jugadores terminan contrato y la gran mayoría de los jugadores han cumplido con las expectativas que se esperaba de ellos.

Pero quizá lo más importante no se ha cerrado aún: Juan Manuel Rodríguez y Miguel Angel Ramírez llevan un par de semanas jugando al envite. Conocida es la característica de este juego de la baraja española: el jefe de equipo ha de conocer, mediante gestos, en los que van incluidos los conocidos como “faroles”, las cartas que maneja para intentar ganar la partida. Primero, Rodríguez manda a su intermediario que juegue fuerte, y éste dice a los medios que Rodríguez ha de ser valorado en su justa medida tras los resultados que se iban obteniendo. Ramírez, a través de la UD y su entorno, juega fuerte: ponen a Narcis Juliá en el saco de los rumores, haciendo ver que hay vida detrás de Juan Manuel. Éste, ni corto ni perezoso, responde: 2-0 al Cartagena y 3-5  al Barça B, ganando para su causa a gran parte de la afición, aquella que entiende que la competitividad es la característica que debe primar en el equipo.

Sin embargo, la respuesta del presi la hizo ver el pasado lunes: él quiere mucho a Juan Manuel y espera que sea el entrenador el que acepte la propuesta de renovación (120.000 euros, según he leido en esta web). Da la sensación de que Ramírez no se estira lo suficiente, no tanto economicamente sino en la cuestión de delegar en el propio Rodríguez la confección de la plantilla, teniendo en cuenta de que son retoques lo que se traerá para después de verano. Entre bastidores, aparece siempre la sombra del asesor, sin saber uno realmente si esto es así de esperpéntico o forma parte del imaginario colectivo amarillo que no soporta a semejantes elementos, más que nada por su proclive inclinación al fracaso en todo lo que hace.

Creo que Rodríguez se merece la confianza. Ha sido de largo el mejor entrenador (por no decir el único solvente) de la era Ramírez, pero sus rarezas le dejan siempre en un segundo plano. Atendiendo al principio de autoridad, línea que se ha sobrepasado en numerosas ocasiones en esta entidad, necesita ser reforzado por la entidad, como único camino para avanzar en el futuro. El equipo necesita continuidad en un proyecto, y no caer en la dinámica de cambiar de técnico como ocurre cada temporada. Si esto no se consigue, si hay que traer otro entrenador, teniendo en cuenta la capacidad de los que decidirán traerlo, será el enésimo fracaso: como si lo estuviera viendo.


Ganar al Cartagena

Escrito el: 09 mayo 2011 14:57 | Autor: | Archivado en: General | Sin comentarios »

Tres puntos nos separan de los puestos de descenso. Tres puntos que hace varias semanas eran once, y que se ha reducido de forma preocupante.Ya podía uno imaginar que la victoria del Salamanca no era definitiva,  más que nada por esa tendencia a perder la tensión cuando se siente alejado de la zona de peligro. El “Tourmalet” que sube la UD a estas alturas del calendario, con equipos de la zona alta junto a  otros a los que parece que no podemos sacar un mísero punto, ha determinado poner al Cartagena en medio de nuestra esperanza.

El Cartagena es de esos equipos que desde que ha resurgido en la categoría cuenta con victoria cada enfrentamiento con los amarillos. Fuertes fisicamente, imponen su fútbol a base de mucho oficio, y aunque esta temporada está siendo irregular para ellos, tienen la baza psicológica de desarmar el juego amarillo cada vez que se han enfrentado. En el partido de ida, necesitaron un minuto para romper su defensa. Por ello, intuyo que Juan Manuel Rodríguez  hará más que nunca un partido táctico, de contacto físico,  guardando la defensa, especulando con el juego para dejar el último cuarto de hora para decidir. El aficionado, consciente de las dificultades que entraña este partido, tiene una cita importante: ahora sí podemos decir que estamos ante el partido del año. El primero, al menos.

La UD ha vuelto a mostrar sus debilidades defensivas en jugadas a balón parado, y eso ha condicionado los últimos resultados. Llegado el momento en el que nos estamos jugando todo en esta recta final, no cabe duda de que es fundamental volver a ser la defensa cerrada y rocosa que construyó Juan Manuel en su vuelta al equipo. Sin duda, es la clave para sacar un buen resultado, porque así lo condiciona el entrenador. Recuperar la chispa en el ataque sería la consecuencia de un buen trabajo defensivo.

Hay esperanzas en el futuro. Este año hemos sumado muchas señas de identidad en forma de canteranos que han subido al primer equipo. Además, el filial jugará la liguilla de ascenso a 2ª B, el juvenil ha hecho un gran torneo en la Copa de Campeones y ahora se enfrenta en la Copa al campeón que no le ganó, el Barcelona. Son elementos que sirven para alimentar la ilusión de seguir una ruta. Para que esta hornada explote en nuestro equipo, se hace imprescindible estar en el fútbol profesional.

Los aficionados amarillos, que se han acostumbrado a vivir todos los años con esta situación, sabe mejor que nadie a qué jugamos y la importancia de los tres puntos. Por ello, se hace necesario jugar desde la grada nuestro partido. Parafraseando a Rodríguez, podemos dar un empujón al equipo a la victoria y consolidar nuestra posición clasificatoria un jueves cualquiera.