| Blogs

La UD y la fuerza del sino

Escrito el: 06 febrero 2012 13:19 | Autor: | Archivado en: General | 1 comentario »

Vaya semanita movida tuvimos ésta que terminó con cinco minutos de orgasmo futbolístico. No deja de ser una pequeña metáfora de nuestro ADN de aficionado amarillo. El culebrón de Jonathan Viera, genio y figura dentro del campo, ha eclipsado cualquier debate que no fuera dirigido a buscar al bueno y al malo de esta película. Y, como suele ocurrir en estas situaciones, tanto jugadores como su entorno parecíamos despistados hasta que nos encontramos con un 1-2 en el marcador.

Un equipo recién ascendido, que hace dos años era neófito en la 2ºB, jugaba con más oficio y experiencia que la que mostraban los nuestros, con mayor clase futbolística en algunos de sus componentes, pero con la partida perdida desde el punto de vista táctico. Olvidarnos de todo y empujar con más fe que nunca dio una victoria in extremis, pero dejó un sabor agridulce en el aficionado entendido. Esto no puede seguir así, y si el Guadalajara te moja la oreja durante gran parte del partido, ¿Dónde podemos llegar con este equipo?.

Solo así se puede entender esta contradicción. Tenemos una cantera muy productiva, pero no hay determinados perfiles de jugadores, por nuestra idiosincracia, que se antojan imprescindibles en el fútbol profesional. Tampoco vale traer de fuera a jugadores con curriculums interesantes, porque luego deben pasar la prueba del algodón: saber aguantar bien la presión que nuestro público ejerce. A algunos profesionales le soplan los oidos al escuchar el mínimo rumor de la afición y no son ni la cuarta parte del jugador que se le presuponía.

Además, desde la banda se nota al equipo bloqueado y sin progresar en el espíritu colectivo. La dinámica del equipo en la última docena de partidos lo deja claro: vamos de más a menos, porque resulta más sencillo al resto de los equipos parar nuestro sistema de juego que ofrecer ellos el suyo: los “antisistemas”, clara mayoría en esta categoría. Y ello nos deja una verdad absoluta: somos inferiores a muchos equipos en determinados aspectos del juego. Las jugadas a balón parado se defienden con inocencia; no se percibe alternativas claras a la presión que en el centro del campo, “conditio sine qua non” para ganarnos, ejerce el rival que tenemos delante; estamos demasiado expuestos a errores individuales que nos cuestan goles impropios de esta categoría…

Pero ésto no debe ser óbice para apostar por una identidad y un patrón de juego que nos caracteriza. En el mundo profesional, cuánto más rápido e intenso seas, mejor eres. Rapidez a la hora de circular el balón; darle ritmo e intensidad, tal y como hicimos los últimos cinco minutos el pasado sábado, para ahogar al contrario; poblar de jugadores en el mediocampo (interesante los dos cambios que hizo Juan Manuel, que logró equilibrar el juego): no hay que desdeñar la defensa de tres, porque se nota en el mediocampo, auténtico termómetro de la batalla.

Esta semana llega Momo, otro ilustre que ha hecho más carrera fuera que en casa. Esperemos que esa experiencia acumulada sirva para dar más oficio, algo que se precisa en esta plantilla. Además, Viera y Vitolo, quién también fue zarandeado por cánticos de sirena, siguen con nosotros. Más allá de las especulaciones que sirven para enriquecer cierto debate pero nos aleja de nuestra realidad, alimentado siempre nuestras contradicciones, veamos donde podemos llegar y, sobre todo, explotar nuestros límites, teniendo en cuenta que hace muchos años que no tenemos 31 puntos en la jornada 23. Estamos en tierra de nadie, pero un calendario ciertamente favorable para ir alimentando pequeñas dosis en nuestra bolsita de moral


Un comentario en “La UD y la fuerza del sino”

  1. 1 Pepe dijo a las 23:02 on febrero 23rd, 2012:

    Muy buen artículo!


Escribir un comentario