| Blogs

Viera deja claro el objetivo

Escrito el: 03 diciembre 2011 14:07 | Autor: José Mendoza | Archivado en: Sin categoría | Etiquetas: , | Sin comentarios »

Resucitó Las Palmas ante el Villarreal B, el rival más blando con el que se ha encontrado esta temporada, con permiso del Nástic. Lo hace en el momento más oportuno, pues los pinchazos ante Numancia, Recreativo, Xerez y Huesca, situados todos en la zona media-baja, habían puesto en la diana a Juan Manuel Rodríguez. Y con razón. El técnico de la UD Las Palmas volvió a dejar en el banquillo a Roque y Vitolo, y a dar confianza a David González. Casos extraños aunque salieran bien este viernes.

El triunfo deja claras varias cosas. Primero, la tremenda influencia de Jonathan Viera en el equipo. Una conclusión para nada negativa. Todo lo contrario. El drama sería no sacar lo mejor de un jugador tan maravilloso (por eso el caso de Vitolo es preocupante). El mago de La Feria se sacó de la chistera un golazo de falta y una asistencia de lujo para Portillo. Se encontró cómodo partiendo desde banda izquierda y combinando con Javi Guerrero y Portillo. Se sacrificó en defensa, como dejó claro la acción en la que vio la amarilla. Acabó una jugada de ataque en banda derecha y Mariño sacó rápido. No se le cayeron los anillos a la hora de darse la vuelta para esprintar y perseguir al lateral derecho, derivando ese cansancio en una falta innecesaria y que le costará el partido de Cartagena.

La segunda cosa clara que deja el partido es que este equipo tiene argumentos para estar más arriba en la tabla y pelear por el ascenso. No descubro nada. Son sensaciones que tiene el entorno y los propios jugadores. Las Palmas está desarrollando una temporada en la que, en líneas generales, se siente más cómodo jugando contra equipos de la parte alta a los que le gusta llevar la iniciativa. Quedó claro ante Valladolid, Celta y Almería. La filosofía de Juan Manuel Rodríguez propicia esta situación. Un plan que se viene abajo cuando tenemos que marcar el ritmo.

El equipo cuenta con ingredientes para plantear los dos estilos. Para ser conservador y contragolpear en duelos de alta exigencia, y para llevar la iniciativa cuando el rival te lo permite. No ocurrió ante Numancia, Recreativo ni Huesca. A Las Palmas le falta saber escoger el traje que tiene que ponerse en función del rival. Es la asignatura pendiente. Si aprendemos de estos errores iremos por el buen camino.