| Blogs

Jonathan Viera, dos años de magia

Escrito el: 07 mayo 2012 18:44 | Autor: José Mendoza | Archivado en: Sin categoría | Sin comentarios »

Parafraseando la mítica portada de Marca, Jonathan Viera ha sido bien vendido. Aunque los motivos son muy diferentes a aquel traspaso de Robben. Miguel Ángel Ramírez ha vuelto a demostrar que su gestión económica del club está muy por encima de la deportiva, si es que se pueden separar ambas facetas, íntimamente relacionadas. Ha hecho un buen negocio. Jonathan vale más, yo le doy un valor de unos 4 millones de euros, pero el año de contrato que le resta disminuye su tasación. Es un factor que se debe tener en cuenta, de ahí que considere adecuada la cifra, además de la ya clásica y acertada cláusula de añadir un porcentaje de una próxima venta.

Debemos felicitarnos por el hecho de que el matrimonio entre Jonathan Viera y Las Palmas haya sido exitoso, con sus baches normales, como la noche de fiesta en Lanzarote o el ridículo del acuerdo con el Granada. El chico le ha dado dos grandes temporadas al club, que supo captarle y mimarle en las categorías inferiores, no como a Silva, Jesé, Javi Álamo, Agoney… Se le subió al primer equipo, quizás demasiado tarde, o quizás no. Eso es fútbol ficción. Pero cuando se le subió fue con todas las de la ley. Sin medias tintas y recibiendo toda la confianza del mundo.

Aún recuerdo la entrevista que le hizo este medio a Paco Jémez en la pretemporada de 2010: “Es un jugador con mucho talento, un talento innato y puro, tiene muchísimas posibilidades. De los que han subido es el mejor dotado técnicamente. Es un jugador que si sigue su progresión es de Primera División, sin duda alguna. Vamos a trabajar con él en las cositas que todavía le faltan y le permitan seguir creciendo. Tampoco sería el primero ni el último en tener unas condiciones espectaculares y no llegar, pero vamos a intentar que no sea el caso”. Acertó el cordobés, que le dio a él y a Vitolo rápidamente los galones. Era raro el partido que no completaban los noventa minutos. Aunque luego haya acabado en pesadilla, será inolvidable ese primer tramo de la temporada en el que nos comimos la categoría y soñamos con el ascenso.

Jonathan Viera ha respondido a esa confianza con asistencias, goles y, sobre todo, unos gestos de calidad al alcance de muy pocos. Esos detalles por los que merece la pena pagar una entrada. Braulio Vázquez, director deportivo del Valencia, le definió perfectamente al asegurar que “es un futbolista de la calle”. Lo ha demostrado durante dos temporadas vestido de amarillo, y ahora le llega el irremediable momento de dar el salto. No hay nada que reprochar a su forma de marcharse. Ha tocado a su puerta un club de Champions, deja mucho dinero en la caja fuerte y no ha hecho ningún gesto de desconsideración. Al contrario, ha pedido jugar ante el Cartagena para despedirse de la afición, que sabrá agradecerle su inolvidable etapa en el club.