| Blogs

La UD Las Palmas y sus tópicos

Escrito el: 10 Octubre 2011 19:35 | Autor: Esteban Suárez | Archivado en: General | Sin comentarios »

La U.D. Las Palmas y sus tópicos
Buenas de nuevo.

El rezagado:
Nunca es tarde si la dicha es buena; no por madrugar, amanece más temprano; siempre te esperas a los huevos del gallo; amarás al prójimo como a ti mismo (dicho por uno de la U.I.P.).

Empezamos.

La U.D. Las Palmas lleva tan sólo siete partidos y desde la cuarta jornada ya estaba luchando contra sus tres tópicos:

1.) Los árbitros castigan al amarillo: Pero sólo al amarillo de Gran Canaria porque lo que es a los dos amarillos de la zona valenciana… La verdad es que es vergonzoso. Y no por que llevemos temporadas y temporadas sufriendo lo mismo, no, si no porque cada vez va a más. Esta temporada, les ha dado a los del pito por dejarnos con diez o con nueve… y ya verán que nos irán dejando con ocho, con siete… y si no es así, le dan, por ejemplo al Celta, un gol en fuera de juego y nos anulan legal por lo mismo. Y mientras, Miguel Ángel Ramírez sigue con la táctica de no quejarse ahora para, en los partidos finales de la temporada pasarle con intereses a la Federación la devolución de favores. Y digo yo, ¿No sería mejor que no nos perjudicasen ahora para meternos en los puestos de arriba y poder pelear por algo bonito? ¿Por qué hay que esperar a que nos descuelguen de la cabeza unos trencillas interesados y resignarse a que nos salven a final de temporada?

2.) Juan Manuel sólo como revulsivo: ¿A qué han oído esta temporada más de una vez esta frase? Qué diferente el Juan Manuel conciliador, el Juan Manuel pausado y el Juan Manuel que hace de esponja de toda la presión del equipo cuando hay que remontar situaciones caóticas en la tabla, al Juan Manuel de los arranques ligueros en los que saca los tanques a la calle (tal como yo en los micrófonos de Mítica Fedora) y dispara contra todo quisqui incluidos los mimos jugadores a lo que defiende en las temporadas del rescate.

3.) La doble “V”: Dejad que los pibes jueguen así (parafraseando a Jesucristo). Vamos a ver. Si Viera y Vitolo, Viera y Vitolo, tanto monta, monta tanto, Jonathan como Víctor, se buscan, se gustan, nos deleitan y vuelven loco a los otro equipos, déjenlos señores y señoras, déjenlos. En esto debería radicar la fortaleza del ataque del equipo. Si los rivales van a por ellos, aprovechar para hacer un cambio de juego a los que estén solos en el otro lado del campo, hombre. Y ahí es donde tiene que trabajar Juan Manuel. Eso sí, los demás jugadores que no hablen tan alto, porque cuando ellos dos fallaron porque estaban lesionados, los otros jugadores, en lugar de decir “aquí estamos nosotros”, se acongojaron y se escondieron. Así que cada uno que se mire para el ombligo, que a más de diez o doce en esta plantilla les hace falta.

NO ME LLAMES ILUSO POR TENER UNA ILUSIÓN, LO, LO, LO….