| Blogs

Vitolo, un tenique en el camino

Escrito el: 29 Noviembre 2010 14:28 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Hoy España parará las nueve de la noche. Un partido entre el bien y el mal. Depende del lado, claro está. El clásico carlista de las dos Españas. El partido de ida de la final entre el Barça y el Madrid. En esta simpleza a lo que se reduce la liga española.

Pero este lunes 29, no lo identificaremos algunos por el día en el que Cristiano le marcó por fin un gol al Barça, o que Messi volvió a deleitar con sus regates, o el día que Jimmy Jump se comió un porrazo por pesado. Mentiría si dijera que no quiero ver el partido. Se enfrentan dos magníficos transátlanticos. Si ayer le eché un vistazo al Castilla – Vecindario, cómo no intentar hacer lo propio con este encuentro, dónde las fobias tienen más que decir que las filias. Sin embargo, me volveré a sentir invitado a una fiesta que no es la mía. A diferencia de la que tendrá lugar el 21 de Enero, y la del esperado pasillo final.

Decía que hoy algunos no recordaremos el día por el Barça – Madrid. Sino por la mañana en la que los médicos le dijeron a Vitolo que se despidiera del césped de Gran Canaria, durante siete meses. Duele por su juventud. Por su impacto inmediato en la plantilla, y en la grada. Porque da gusto verle jugar. Gran parte de culpa de este resurgimiento amarillo la tiene él. Manejo de los dos pies, técnica, golpeo, envergadura, potencia, recorrido, entrega, ¡y por la banda izquierda! Un diamante pulido, con margen de mejora. Poco más se le ha podido pedir, porque cumple en todas las facetas.

El primer equipo de la UD que deja por un tiempo Vitolo es diametralmente opuesto al que se encuentra. Un proyecto deportivo basado en la cantera. Por gusto por la pelota, no podía ser de otra forma. En el que hasta los veteranos parecen jóvenes. Conjunto impetuoso. Con una afición orgullosa del nuevo espíritu. Él, junto a Viera encabezan la nueva hornada del fútbol canario, que ojalá se corone en Londres 2012, tras un ascenso a Primera. Tiempo hay. El fino extremo se encuentra en su primera gran piedra en el camino, y por ende el equipo. Porque el destino de esta nueva UD transita por carreteras secundarias hasta que encuentre la salida a la autopista. Desde este rincón desearle la mejor de las recuperaciones a Vitolo.

Un saludo


Sobrecalentamiento en 7 Palmas

Escrito el: 28 Noviembre 2010 22:54 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Se necesitaba esta victoria, y se necesitaba un partido épico como el del Rayo. Es la esencia del fútbol. Sobre lo que construye toda la locura irracional que despierta el deporte rey. La ida y vuelta, el jugar a romperse la cara contra un rival de empaque. Para mi gusto el que mejor le ha jugado al equipillo.

Desde el penalti la UD, afición-equipo, se sobrecalentó. Unos de los lugares comunes de la vida futbolística son la lucha, la brega, la entrega. Ayer durante casi todo el encuentro Las Palmas transitó por esos parajes. Pero quizá con excesiva vehemencia en el primer tramo. Desde el público podemos pedir 70 penaltis, 8 rojas, y creer desde el corazón que eso así. Y lo seguiremos haciendo. Pero ojo cuando la paranoia cuando se instala en un equipo joven, herido en el orgullo, con arbitrajes regulares precedentes. Porque la sobreexcitación puede producir sobrecalentamiento. Y el sobrecalentamiento que el motor se rompa.

Y estuvo roto durante la primera parte, porque daba la impresión que no se buscaba dominar el encuentro, sino encontrar un atajo con un penalti compensatorio. El Rayo quitó la pelota, y cortocircuitó las asociaciones. Faltaba la circulación de balón, con ello, la imposibilidad de imponer el juego añadía más sobrecalentura, lo que no ayuda. No tenía buena pinta el encuentro en el descanso.

Tras él, el juego fue otro. Lucha, brega, entrega, pero ahora el rival era el Rayo. No el árbitro. El asunto se equilibró, aunque los vallecanos no le perdieron la cara del encuentro, hasta los últimos 15 minutos. Jémez arriesgó, entregó el centro del campo a Vicente. Ajustó la defensa pasando de cuatro a tres efectivos. Referenció delante al debutante Quiroga. Dio entrada a un batallador Randy. Y Pedro Vega en el extremo izquierdo. Más peligroso cuando está cerca del área, que cuando debe conducir muchos metros.

La apuesta funcionó, en parte por la estúpida autoexpulsión de Armenteros. Con un Rayo que buscaba el segundo tanto con los cambios, las dos acciones absurdas del argentino dinamitaron el planteamiento del entrenador Sandoval. Con susticiones ofensivas como Trejo, y Delibasic, la situación les cogió en el paso cambiado, el viento no era el mismo. Pero no debe servir como única excusa para la volatización de los visitantes. Recordemos la solidez del Betis tras la expulsión de Emaná. Las Palmas supo aprovechar el desconcierto de los franjirrojos. En diez minutos, dos jugadas hermanas, de misma madre, Pedro Vega, y de distinto padre, Quiroga y Javi Guerrero, trajeron la liberación. Parece que este equipo no está dispuesto a dar tregua en los últimos quince minutos,  para lo malo y lo bueno. Buen regalo para el noveno cumpleaños de esta web. Felicidades atrasadas UDLasPalmas.Net

Un saludo


Una inversión de expectativas

Escrito el: 23 Noviembre 2010 18:56 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

En narrativa ese término se refiere a algo que necesariamente tiene que ocurrir, no ocurre.Es un arma muy eficaz que causa sorpresa en el espectador, o en el lector, y ayuda a que ocurran giros dramáticos.  De tal forma que la historia tenga más chicha. Vale, no es la mejor explicación. Un ejemplo.

La temporada que lleva la UD, lleva produciendo cambios de expectativas continuos. Así al principio, nos sorprendió a muchos el majestuoso arranque de juego, y cuando menos nos lo esperábamos parece que la maquinaria necesita ajustes porque las piezas no engranan igual.

El pasado encuentro ante el Salamanca, cuando peor atacaba (en el primero ni lo hacía casi) Las Palmas marcó. Y cuando mejor atacaba, y parecía que llegaría el tanto que abriera una distancia de más de un gol, van los charros y marcaban a la contra. Como en otras ocasiones. En el momento que el técnico amarillo hizo un cambio defensivo, la tienda se vino abajo. Probó nuevas soluciones Jémez. Decía  Einstein, “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. E imagino desde la lejanía que eso buscaba el Cordobés. Reforzó la banda derecha dando entrada a Aythami por Sergio Suárez, tras el empate se oxigenó l centro del campo con Vicente por David González. Pero el Salamanca había visto sangre la izquierda,y volvío a morder por allí. Aprovechándose de una UD KO.

Nota las bajas de los Josico, Cejudo, Guayre, Samuel, Armiche, Vitolo en recuperación…  El equipo que comenzaba a rodar, no había generado una inercia importante como para suplirlos. Afecta además el factor de los titulares de prensa, que neutraliza el efecto sorpresa en unos rivales prevenidos. Que de todas maneras, si ponen más atención será por algo. Los canteranos entrantes, colorean la solidez de los veteranos.  Con eso y todo, digno de mención los momentos de control del tempo de partido, y cómo se movía bajo presión en campo contrario. Aunque cada vez son menos minutos que ponen los amarillos la música. Personalmente cuando veo más cómoda a la UD son en aquellas fases en las que no busca la genialidad forzada cada posesión. Sino jugar con el balón a escondérselo al rival. Y paradójicamente es cuando el geito aparece porque hay recursos técnicos instintivos.


Manolo y Gerardo

Escrito el: 09 Noviembre 2010 13:00 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Manolo y Gerardo estaban tomándose el cafelito de media mañana. Estaban hablando del partido del pasado fin de semana contra el Elche. De los lugares comunes que suelen rodear el fútbol, mientras hacían un descanso a media mañana. Que vaya vergüenza de arbitraje. Que si Wakaso se tendría que haber ido a la calle, cuando le mandó con la mano en el suelo a Cejudo. Que si todo el rato estaban cortando el juego, y al final la UD tuvo las mismas tarjetas que ellos. Que si otra vez en los últimos minutos nos marcan.

Gerardo estaba enfadado – Ya sé que el objetivo es la permanencia Manuel. – exclamaba – Pero se van escapando puntos tontamente cuando por merecimientos o por control del partido no deberían irse.

Manolo por su parte se mostraba más tranquilo –Mira Gerardo – le replicaba – bastante calentura me cogí después del partido contra el Murcia el año pasado como para volverme loco por un empatito. Chacho, si es que hace años que no jugamos a nada, y encima a verlas venir.

Coño Manuel –le cortaba Gerardo – si vamos a estar justificando todo, solo (sólo) por las fatigas que nos entraron a todos con el final del año pasado, mal vamos.

- Ya Gerardo… ¿pero tú viste el gol de Jonathan, o de Alvarito? Le preguntó.

- Si señor, y dos púas que se rascaron. Y muy bien el Moco en las dos, por cierto. Añadió Gerardo.

- ¿Cuánto tiempo hace que no veíamos al equipillo jugando así? – le insistía Manuel.

- Hombre, el último no lo jugaron tan bien…

- Te voy a llamar Exagerardo… – se mofó Manolo.

- Sigue con vacilones que no te pago el café – le respondió Gerardo. ¿Y a ti no te da coraje que mereciendo ganar, se empate? Y que al final de temporada nos acordemos del Huesca, del Granada, del Betis, de la Ponferradina, del Elche… – expuso Gerardo.

- Mientras estemos un puesto por arriba del descenso, no. – Manolo se mostraba tajante.

Gerardo no estaba convencido. – En Junio te cuento un cuento.

Mientras, el que escribe, permanecía al lado de ellos degustando un Queque de la casa del Donut y un zumo de melocotón. Y la verdad, estaba de acuerdo con los dos. ¿Cómo era posible eso? Si en ese momento me llegan a pedir opinión, no podría dar el voto impar y decisorio. Ambos tenían razón. Y cuánto más me preguntaba, menos respuesta encontraba. Hasta que de pronto en la tele de la cafetería pusieron el resumen de la jornada de Segunda de los equipos canarios. Y todos los que estaban mirando, sonrieron.

-Hombre… podría irnos peor – comentó entre dientes Gerardo.

- Hay que sumar los 51 lo antes posible. –Finalizó Manuel – antes de  hablar de la crisis de valores de la política de hoy en día, tras entrar un consejero con una recortada y un lanzagranadas al local, mientras su secretaria lo grababa con el móvil para subirlo al youtube.

- Estos políticos se lo quieren llevar todo para Tenerife… – refunfuñaba Gerardo.

- Aligera con el café – le indicó Manuel - que todavía alcanzamos.


De la miel al lodo (y viceversa)

Escrito el: 03 Noviembre 2010 01:44 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Siempre envidié a aquellos que mantuvieron el rumbo en mitad de las tempestades. Los que persistieron en su empeño, y le aguantaron el pulso a las circunstancias. Aquellos que saben lo que se tienen entre manos, y no se ahogan en el corto plazo. Pues tienen fe en su trabajo, con un ojo puesto en el futuro.

La semana anterior contra el Albacete cayeron unos polvos, el gol de los manchegos en el cierre del encuentro. Jémez se mostró molesto en la rueda de prensa, imagino que se olería que podrían traer lodos como los de Ponferrada. Al equipo parece faltarle el cuajo que dan los errores. Veteranía. Individual, pero sobretodo de equipo. Nada que no sea enmendable. Lo malo del éxito es te quedas con la miel, no con la cuchara.

El -mal llamado- método/discurso resultadista resulta efectivo de cara a la galería cuando se desconoce el rumbo. En aquellos años en los que no se encuentra la tecla INTRO. Periodos de entreguerras cuando el fútbol se convierte en “no encajar gol”. Y a partir de ahí, que el dios balompédico (no me refiero a Florentino) done un córner, una falta, un penalti dudoso, una defensa descolocada, una expulsión que noquee al rival. Curioso, lo que necesitábamos el año pasado para ganar. Y justo lo que está derribando a Las Palmas éste… Sinceramente, prefiero este lado del mostrador.

Un saludo.