| Blogs

Qué lindo es soñar

Escrito el: 05 Agosto 2011 06:39 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Qué lindo es soñar que podamos soñar. Soñar que cuando más nos necesitábamos, mejor respuesta dimos. Que bonito es soñar que no todo es dinero, que el talento, tan desaprovechado en estas islas, saldría a relucir. Que no hay mejor negocio que apostar por lo propio, sin que eso signifique depreciar a lo ajeno. Imaginar que los chiquillos pedían para Reyes su camiseta amarilla porque ya saben lo que significa que nadie te puede representar mejor que los tuyos, esos que jugaron en las mismas plazas, canchas, y por supuesto playas que jugó uno. Qué emocionante es soñar que podemos, porque, francamente, de esto sabemos.

Qué hermoso es soñar con la continuidad de una forma de ver el fútbol, enterrada con las vacas gordas, y que dan la razón de ser de este equipo. Su alma.  Porque sin aquella generación de los Germán, Tonono, Guedes, Castellano, GIlbertos… nada tendrían sentido. Seríamos otra cosa, mejor o peor, quien sabe, pero no seríamos esta UD, que, al fin y al cabo, es la que idolatramos, seguimos, animamos y sufrimos con gusto. Porque ese escozor sabemos que nos puede a dar tardes de inmensa alegría. Qué lindo que es soñar que podamos soñar.


La Historia por delante

Escrito el: 03 Agosto 2011 05:56 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Vuelve el fútbol de los pobres, el dinero -si es que alguna vez lo hubo- ya no está por estos lares. Se debe haber ido a Brasil. Cualquier liga europea  puede competir con la liga española, excepto con los dos señores feudales, obviamente. No habría que extrañarse, tarde o temprano, los demas clubes les paguen porque jueguen en la misma liga. Un verano sin traspasos. El coste cero, nuestra dieta desde el pretemporada con Torres, parece que ha ganado adeptos en la liga Adelante, por cierto, suena a cachondeo que su denominación sea la de una eslogan de un banco. Más apropiado sería Liga Aquí ya no se fía.

Sin embargo, todo esto, personalmente me ilusiona. La lluvia de millones paró hace años. A los iluminados el banco les apagó la luz. Siguen habiendo megalómanos, es condición sinecuanum, por no son ellos quienes llevan las riendas del caballo. Ahora o lo lleva un juez, o lo lleva acreedor. Sin dinero el fútbol vuelve a las esencias. Cantera y afición. Sin paganinis, toca apostar por el talento autóctono, el talento de la base, y si eso pasa, vuelven las canteras. Y si vuelven las canteras… tenemos toda la Historia por delante.

Que empiece esto