| Blogs

Una vergüenza de Cabildo

Escrito el: 30 agosto 2009 21:12 | Autor: | Archivado en: General | Etiquetas: , | Sin comentarios »
Rondón el sábado ante la Real. El césped, un campo de minas. Al fondo, otra antigua reclamación de la afición que dejaremos apuntada para más adelante.

Rondón el sábado ante la Real. El césped, un campo de minas. Al fondo, otra antigua reclamación de la afición que dejaremos apuntada para más adelante.

El idilio del tapete verde del Estadio de Gran Canaria para con la práctica del fútbol se esboza amplio en fronteras. Ver a los amarillos sobre el césped de Siete Palmas tratar de lidiar con la difícil meta de conseguir el ascenso hace retorcerse hasta al más optimista. ¿Hasta cuando vamos a tener que aguantar este cúmulo de incompetencias y mentiras por parte del Cabildo de Gran Canaria? ¿Hasta cuando va a seguir siendo un patatal el Estadio de Gran Canaria?


El del Espanyol, un caso a imitar

Escrito el: 04 agosto 2009 19:24 | Autor: | Archivado en: General | 1 comentario »

¿Se lo imagina de amarillo y azul?

¿Se lo imagina de amarillo y azul?

Hace pocos días, no me negaran, muchos amarillos sintieron una punzada de envidia sana y, por otro lado, de incredulidad atónita. Dos raudales que al coincidir centelleaban numerosas cuestiones que, para serles sinceros, terminaron por hundirme y desesperarme.

Me acordé de Luis González y de Gonzalo Angulo, de sus semblantes y de sus garabatos. Su ligereza a la hora de decidir el futuro de la Unión Deportiva Las Palmas, tanto del presidente González como del político Angulo, me sigue dando náuseas. Aquellas firmas del famoso documento de traslado del Estadio Insular al Estadio de Gran Canaria deberían estar malditas. Nunca un debate se ha trasladado tanto en el tiempo, pero lo que es más pernicioso, nunca una afición ha tenido tan poco que ver en una estrategia totalmente política con su representativo como particular perjudicado. ¿Alguien se acuerda de alguna movilización seria contra el traslado al mausoleo de Angulo? De aquellos lodos, estos barros.

El pasado domingo el Real Club Deportivo Espanyol inauguró su nuevo estadio: el del Cornellà – El Prat, un estadio, créanme, realmente sublime. Tras 12 años de fatigoso periplo por Montjuic, y tras despedirse de Sarriá –nuestro Estadio Insular-, los periquitos encuentran por fin un hogar que no deja de enamorar a sus propios aficionados y a aquellos que, como yo, sueñan con volver a sentir el fútbol de cerca como antaño. Porque no me digan que lo del Estadio de Gran Canaria –con unas pistas de atletismo, que para más inri, no están homologadas- es fútbol.

Es por ello por lo que creo que el del Espanyol es un caso a imitar. Según palabras del propio presidente no es “una utopía” la creación de un nuevo estadio en propiedad de la Unión Deportiva Las Palmas. Ojalá que pronto dejemos atrás el Angulo Arenas -vaya magada típica de República Bananera- y demos paso al fútbol. Que para eso estamos aquí.