| Blogs

El modus operandi de Jémez

Escrito el: 15 febrero 2011 01:01 | Autor: | Archivado en: General | Etiquetas: , | Sin comentarios »

Se relató un maldito 13 de junio de 2010. Los últimos junios que recuerdo han sido un horror. La Unión Deportiva Las Palmas acudía a Murcia, en su penúltima opción para permanecer en la Segunda División. Desde todos los estamentos del club se planteó el partido como una finalísima, como el choque más trascendental de la historia contemporánea de la entidad.

A Paco Jémez se le iluminó la cabeza. O el alma. Sacaría para la batalla a los pesos pesados, aquellos que, señalados por la parroquia amarilla, acumulaban más raza y experiencia. Un coro de barítonos quienes, al unísono, acudían al rescate oficialista en cuanto se requería sus servicios. Pindado sigue en la actual plantilla de la Unión Deportiva Las Palmas, encajando 18 goles en 5 partidos –sí, es cierto, no es ninguna errata–. Siro Darino continúa ligado al club, jugando en el equipo de veteranos, y otras movidas. Y Marcos Márquez, más allá del lastre que supuso su última campaña, seguirá siendo un obstáculo por muchos años debido a la millonaria indemnización de su espectacular contrato. Además, el club se guarda una opción para que sea preparador técnico en un futuro, ¡toma ya! Desconozco, de veras, quien renovó a un killer en decadencia. En fin, esa es otra historia.

Aquel domingo se catalogó a la alineación de Jémez como una revolución “de músculo”. Perdió 1-0. No generó ocasiones de peligro, ni juego. Los barítonos vociferaron de pena. Renunció a su propio estilo en una situación límite, de emergencia. Fue cuando su credibilidad quedó por debajo de nada, solamente reanimada por una victoria de ¿infarto? ante el Nástic de Tarragona. Ésta supuso la salvación final de un conjunto moribundo, mediocre y anodino. Nada nuevo en Siete Palmas, ni en Alcorcón.


Excusas polivalentes

Escrito el: 01 febrero 2011 22:36 | Autor: | Archivado en: General | 2 Comentarios »

La Unión Deportiva Las Palmas se ha reforzado adecuadamente en este mercado de invierno. Sobre el papel, los futbolistas Quero, Lequi y Borzani sumarán. La ausencia de veteranía, garra y oficio, disminuye notablemente su grado, sobre todo con la llegada de Lequi, cuyo papel se presume superlativo para la segunda vuelta. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana los de Paco Jémez mantuvieron su portería a cero en el estreno del central argentino. Desde luego, tras cuatro meses sin lograrlo, es un hecho significativo.

Sin embargo, la Dirección Deportiva ha vuelto a pecar. Otra vez. Con Juanito a la cabeza –asesor presidencial, o cualquier cargo que trate, disimuladamente, mantenerle al margen–, la última peripecia ha sido debilitar la posición del lateral izquierdo. La baja de Dani Carril –cuando se confirmó la noticia adelantada por udlaspalmas.net, los directivos amarillos buscaban un refuerzo específico en su puesto, pero la necesidad de inscribir a Lequi adelantó los acontecimientos– deja en solitario a Ruymán en el flanco zurdo. Una dejadez consciente  que tratará de excusarse con la polivalencia del resto de defensas. De libro.

Es un quebradero de cabeza prolongado. Dar una nueva baja se convirtió en un asunto turbio: las declaraciones del presidente, Miguel Ángel Ramírez, asegurando que “ningún canario” se iría de la plantilla, reducían las posibilidades de los damnificados. Al final, reforzar una posición claramente debilitada era menos trascendente que el hipotético revuelo público de una segunda baja federativa. ¿Qué hubiera pasado si Vicente Gómez finalmente hubiera acudido al quirófano? ¿Se habría apuntalado debidamente el lateral izquierdo? La gracia será la de Jémez al tener que improvisar cuando Ruymán no esté disponible.

Una planificación –la deportiva– que genera dudas desde el inicio de la temporada. Con Juanito, la misma persona que fue destituida siendo Director Deportivo por las protestas de la afición y que sigue ejerciendo la misma función en Pío XII, este club no ha crecido en cinco temporadas. Las excusas, en un contexto de insuficiencia y conformismo controlado, le salvan el pellejo. “Es difícil  fichar a coste cero”. Como el resto. Es aquí donde hay que presumir de excelencia. Los mediocres de espíritu, encima, lo justifican.