| Blogs

Sugestionados

Escrito el: 20 abril 2012 21:10 | Autor: | Archivado en: General | 1 comentario »

A Marina le encanta una camisa blanca lisa, impoluta siempre, que utilicé en la primera cita. Al día siguiente quedé con Alba a tomar el habitual café de las cuatro, le admití que me estaba poniendo otra camisa, que le gustaba mucho a una tal Marina que había conocido en el trabajo, y para mi sorpresa no deliró. Alba siempre ha sido muy liberal: “Lo único que quiero es que cuando estés conmigo no pienses en ella”, esgrimió mi esposa. Pero, coño, es imposible: Marina está buenísima. No me olvido de ella ni cuando Jonathan Viera mete un cabezazo a gol. Y lo celebro eufórico abrazado con Alba, claro, mi fiel acompañante en el Gran Canaria y amarilla hasta la médula. Igual por eso es tan poco exigente conmigo y no me abandona. La fidelidad no conoce límites y las últimas temporadas han derramado actos banales llenos de historias cotidianas. Hablo de nuestra relación; normal que me lance a buscar nuevos horizontes. Cualquiera lo haría, ¿no?

Este sábado es el Barcelona – Real Madrid, me dice Marina a través de un mensaje de texto. ¿Quieres venirte a celebrar la victoria merengue a mi casa?, añadía. “Claro que sí”, le respondí. Con Marina coincidía, al igual que con Alba con la Unión Deportiva, en uno de mis clubes favoritos: el Real Madrid.

— ¿Pero cómo es posible que seas de dos equipos?, me preguntaba mi mujer escandalizada. — “Pues igual que me gustan dos mujeres a la vez”, le respondía en tono jocoso. Y eso le ponía de los nervios, no entendía que fuera aficionado a dos clubes y sí que me cambiase de cama a medianoche. Mi mujer es la repera, de verdad.

“Creo que estás siendo sugestionado, Miguel. Los medios de comunicación bombardean a la población con marketing autodirigido a personas con falta de autoestima en relación al fútbol. ¿No ves los informativos? Solo informan del Real Madrid o del Barcelona. ¿Por qué no ‘abren’ con el Málaga o el Levante, clubes que están compitiendo por encima de su nivel y aportan algo de frescura a la Liga? ¿Nunca te lo has preguntado? Te sitúan en un pensamiento de contraste y te obligan a ser de un bando o de otro. Como con el PSOE o el Partido Popular. O merengue, como tu amiga Marina; o culé, con tus amigos borrachos del bar”, me decía Alba, con ese tono perspicaz, sin llegar a ser altanería, pero lleno de su querencia de sentar cátedra.

“Yo soy de la Unión Deportiva Las Palmas. Y celebro que en Andalucía, por ejemplo, un joven sea del Cádiz o del Recreativo. En estos tiempos ser del equipo de tu tierra tiene un mérito enorme”, continuaba.

— ¿Cuántas veces has ido al Bernabéu? ¿Sabes a cuántos kilómetros está de Gran Canaria? ¿Qué se te ha perdido ahí?, me cuestionaba con el dedo índice, haciéndome sentir más culpable. “Lo que tienes es sed de títulos, de subirte al caballo ganador y de tener una excusa para hablar de Cristiano o de Messi, de enfrentar Mourinho con Guardiola. Yo soy de Vitolo y Juan Manuel, y a original no me van a ganar”, sentenció.

Al día siguiente me dejó al no verme entrar en razón. No le importó que me tirase a Marina pero sí que también fuera del Real Madrid, ella imploraba al sentido común como vía sentimental hacia un equipo. Exclusividad en el fútbol. Se equivocaba Galeano cuando decía que «en su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol». Que se lo pregunten, por el género, a Alba. ¡Joder si me cambió!

***

P.D. Este relato ficticio va dedicado a todos aquellos que, como un servidor, les importe un pimiento quién gane el partido de los ‘millonetis’; o si Cristiano se ha peinado con la raya hacia la izquierda, incluso de si Messi ha aprendido a ponerse el pijama. Normal que haya sugestionados. Sé que somos muchos no alienados. Un aplauso para todos ustedes.


Un comentario en “Sugestionados”

  1. 1 Shurpadre dijo a las 0:37 on abril 23rd, 2012:

    Estaba viendo el derbi del Sábado, casualmente, y lo único que me importó en ese momento fue cuando me dieron el resultado del Jeréz-UD. Totalmente de acuerdo con Alba.


Escribir un comentario