| Blogs

El dilema del conformismo

Escrito el: 23 Abril 2012 18:11 | Autor: Javier Rodríguez | Archivado en: General | Sin comentarios »

Si a cualquier aficionado de la UD le hubieran preguntado a principios de temporada si firmarían estar a falta de ocho jornadas para concluir la competición  en aguas tranquilas y a 13 puntos de la zona de descenso, todos habríamos firmado con los ojos cerrados. Esa es una realidad incuestionable que se da de bruces con nuestra historia pero que encuentra justificación si nos atenemos a la última década del club amarillo. Desde el último fatídico descenso de Primera división en 2002, los amarillos se han convertido en conjunto vulgar sin más ambición deportiva que subsistir en la categoría de plata.

A vueltas con el presente nos encontramos con una UD seria en sus compromisos de pagos destacándose como un club modélico dentro de la LFP. A pesar de contar con uno de los presupuestos más bajos y  ofrecer fichas por debajo de la media de la categoría, la entidad que preside Miguel Ángel Ramírez promete seriedad y puntalidad a la hora de acometer los pagos. Y en los tiempos que corren esto es un valor en alza.

En el plano deportivo la entidad sigue malviviendo en la segunda división. A pesar de no pasar apuros esta temporada los pupilos de Juan Manuel Rodríguez están dejando una sensación agridulce en los aficionados que en muchos casos se está transformando hasta en cierta indiferencia. Y es que existe un convencimiento generalizado que esta UD podría haber aspirado a algo más de haberle puesto una marcha más a la categoría. No deja de cohabitar en el aficionado de a pie que en determinados momentos no ha existido el convencimiento ni la actitud por afrontar retos más ambiciosos.

Y es en este punto donde nos encontramos con el dilema de si ser felices con lo que tenemos o darnos golpes con la pared por la oportunidad perdida. Sin tiempo para rectificar, imágenes como la ofrecida en Xerez acentúan este sentimiento ambiguo del “sí pero no” que se nos ha quedado a todos.

Con los deberes hechos quizá sea el momento de planificar otra temporada donde ya se deben marcar unos objetivos más ambiciosos si la entidad no quiere arrebatarle al Eibar el record de permanencia consecutiva en Segunda División. Con la experiencia adquirida de un nutrido grupo de jugadores que a buen seguro marcarán la base de la próxima temporada, más 3 ó 4 refuerzos claros que deben complementar los talones de aquiles de este equipo, mas los chicos que puedan llegar este año de la cantera, la UD de Miguel Ángel Ramírez tiene que apuntar alto. Y es que si no, entre la crisis y el aburrimiento, la paciencia se acaba.



Escribir un comentario