Las Palmas salva un nuevo obstáculo

Compartir

Nuevos bríos llegan a la Unión Deportiva Las Palmas, que ante la inminente llegada de la navidad, parece convertirse en el milagro de la misma durante este duro año 2004 en la que se ha visto abocada la entidad.

Esta vez, y ante un nuevo e inminente aviso de disolución, los dirigentes amarillos se han puesto las pilas y parecen haber salvado otro nuevo obstáculo en la dura carrera que mantiene este equipo en busca de su salvación, salvación que parece más cercana tras el acuerdo alcanzando en la noche de ayer, donde varios accionistas mayoritarios parecen dispuestos a perdonar la millonaria deuda que mantiene Unión Deportiva Las Palmas con ellos. De esta forma quedarían condonados los casi 15 millones de euros que se adeudan a Gª Navarro, Germán Suárez y Ángel Luis Tadeo, por lo que se rebajaría la deuda en mas de una cuarta parte.

Por otro lado, como comentábamos, ayer se reunían en un conocido restaurante del sureste grancanario buena parte del Consejo de Administración del equipo amarillo, junto a un nutrido grupo de dirigentes del Vecindario, encabezados por su presidente, además de otros empresarios, para conseguir un préstamo por el cual se pueda hacer
frente a los gastos del club tales como nóminas, mantenimiento, etc.; evitando así el tan temido proceso de disolución anunciado por el juez. El citado préstamo tendrá un valor de 600.000 euros, de los cuales quedan asegurados el 90%, debido a la ausencia de otro empresario que abonaría la cantidad restante.

Así las cosas, Seguridad Integral Canaria, por medio de su administrador, Miguel Ángel Ramírez, también informó que condona la deuda que mantiene el club con su empresa, mas de 600.000 euros, y asimismo pidió también al señor Urquijo –acreedor del club- que condone la deuda que el club mantiene con él, tomando el ejemplo de los demás acreedores, y si no que dimita de sus funciones como administrador. Urquijo, en relación a la nutrida afición que reúne este equipo manifestó que «a los aficionados no les podemos decir que pongan más dinero, porque este problema de la Unión Deportiva lo debemos arreglar entre los empresarios». Según Ramírez, «a la afición sólo hay que pedirle que acuda al estadio y apoye en masa al equipo, que se dedique a animar a los jugadores y a disfrutar o sufrir con el fútbol».

El camino está sembrado, y se ha superado una seria dificultad –tener esa basa económica para afrontar las necesidades del club-, pero es esencial que los aficionados se sigan abonando a la UD Las Palmas. Recordamos que para que la junta de acreedores tenga éxito, no sólo debe manifestarse una cierta liquidez económica, sino también un importante respaldo social.

La campaña de abonados, suma un total de 1500 abonos nuevos más 800 de empresarios, que lo tienen apalabrado. Una cifra que asciende a 2300, que seguirá aumentando. Y todo esto por un bien común: la supervivencia de la Unión Deportiva Las Palmas.