Racing, Huesca y Murcia acompañan al Xerez a Segunda División B

Los tres equipos hicieron sus deberes puntuando en sus distintos partidos pero la victoria del Mirandés les deja sin posibilidades de luchar por mantenerse en la categoría en la última jornada. 

Martí Crespí siendo consolado tras el descenso / Diario Montañés
Martí Crespí siendo consolado tras el descenso / Diario Montañés

Santander, Murcia y Huesca lloran la amargura del descenso en esta tarde de domingo. A pesar de haber solventado sus partidos durante la jornada, Racing de Santander, Real Murcia y SD Huesca son matemáticamente equipos de Segunda División B.

El equipo cántabro sufre su segundo descenso consecutivo tras haber descendido el pasado año de Primera División. Inmerso en una crisis institucional, la temporada del equipo santanderino no comenzó nada bien y aunque lograron mejorar mediada la temporada, no han sido capaces de salvar la categoría. Su empate ante la SD Ponferradina, sin embargo, sirvió a la UD Las Palmas para recuperar su plaza de play-offs.

Por su parte el Real Murcia regresa a la división de bronce dos temporadas después de su último ascenso. Es el segundo descenso del conjunto pimentonero a Segunda División B en los últimos cuatro años. Se enfrenta a la UD Las Palmas en la última jornada en la que los de Lobera se juegan la posibilidad de disputar la promoción.

Por otro lado la SD Huesca vio terminado su particular cuento de hadas a pesar de su victoria frente al Xerez. Tras cuatro temporadas consecutivas logrando la salvación en la Liga Adelante, el equipo oscense desciende a Segunda División B con la sensación de que este año tenía plantilla para hacer algo más.

A pesar de que matemáticamente los tres equipos están ya descendidos, la opción de salvarse en los despachos no es descartada por ninguno de ellos. El posible descenso administrativo del CD Guadalajara sigue coleando y en tal caso se salvaría el equipo clasificado en la decimo novena posición por lo que aún lucharán por alcanzar dicha plaza en la última jornada.

Artículo anteriorAsí vivimos la victoria ante el Numancia (2-1)
Artículo posteriorPablo Machín: «El Numancia no es un club sospechoso de nada»