La adaptación perfecta de Leto a Segunda B

Compartir
Carlos Leto es indiscutible en la banda derecha del filial / udlaspalmas.net

Tras once jornadas disputadas, el joven lateral diestro de Las Palmas Atlético es una pieza indiscutible para Josico. A pesar de su corta edad y su inferioridad en el plano físico se ha adaptado a la Segunda División B en tiempo récord convirtiéndose en el dueño del carril derecho que tantos años ocupó David Simón.

Carlos Leto es indiscutible en la banda derecha del filial / udlaspalmas.net
Carlos Leto es indiscutible en la banda derecha del filial / udlaspalmas.net

Durante varios años se ha apuntado a Carlos Ramírez, más conocido como Leto, como una de las perlas más valiosas de la cantera canaria, el lateral del futuro en la Unión Deportiva. De momento, su progresión va acorde a las expectativas. Aún en edad juvenil Leto ya juega en Segunda División B con Las Palmas Atlético de manera definitiva después de haber debutado como titular en noviembre del año pasado en un encuentro ante el Puerta Bonita.

La promoción de David Simón al primer equipo de la Unión Deportiva dejaba una vacante a ocupar en el lateral derecho del filial y una sombra alargada para quien tuviese la oportunidad de sustituirle. Josico no tuvo dudas y desde el primer partido de competición oficial situó ahí al joven valor amarillo. Desde entonces, sólo se ha perdido dos partidos de los once que ha jugado el equipo y es uno de los fijos en el esquema del entrenador.

Su indiscutible proyección ofensiva permite que los centrocampistas siempre tengan una opción de desahogo cediéndole el balón en banda, aunque no resulta extraño verle también atacando la espalda del lateral rival con insistencia en busca de la sorpresa cuando el juego se atasca. Además, está dotado de una buena técnica con el balón en los pies y posee también un gran golpeo a la hora de colocar centros al área para que los delanteros finalicen. El salto de categoría parece no importarle y es, sin duda, un elemento más a tener en cuenta dentro del abanico de opciones ofensivas de la vela chica.

No obstante, no todo son ventajas ya que resulta evidente que su principal carencia se encuentra en el plano físico. De estatura baja, Leto sufre en los envíos largos y las acciones cuerpo a cuerpo. Los rivales lo saben y es habitual ver que los guardametas y defensas rivales suelen enviar balones por altos a los atacantes que se sitúan por su zona. Sin embargo, y pese a su inferioridad en en este tipo de acciones, no se amedrenta y lucha siempre ante oponentes con un desarrollo mucho mayor paliando sus carencias atléticas con garra e empuje. No en vano, esta temporada ya ha tenido enfrente a varios de los extremos más peligrosos de la categoría y ha solventado la papeleta con suficiencia. y

La suya ha sido una adaptación perfecta hasta el momento y su porvenir se augura esperanzador. Con sólo 18 años es titular en uno de los equipos punteros del grupo segundo de la categoría de bronce del fútbol español y, además, ha sido nombrado recientemente como mejor jugador de fútbol base en la provincia de Las Palmas durante la temporada 2013-2014 por la Federación Interinsular de Fútbol. Hay lateral para rato.