El delantero de los 450 goles en categorías inferiores

Compartir
Dani Ojeda celebra un gol en su etapa del filial

El killer de Las Palmas C alcanzó este domingo la cifra redonda al anotar el tanto inicial en el enfrentamiento ante el Unión Puerto. Más de cuatrocientos goles repartidos en trece años en la entidad, desde benjamines hasta Regional Preferente pasando por todas las categorías inferiores del Club.

Daniel Ojeda Saranova (3/12/1994) no olvidará con facilidad el partido de la segunda vuelta ante el Unión Puerto de la temporada 2014/2015. Corría el minuto 39 de la primera parte cuando el esférico, ese amigo que a veces es tan comprensivo y otras tan esquivo, llegó colgado desde la banda hasta la frontal del área pequeña esperando destinatario.

Ahí, en esa parcela de terreno reservada para los que huelen el gol, estaba el nueve de Las Palmas C preparado para empujar la pelota a la red. Toque con el empeine, gol y celebración pertinente. Una celebración especial ya que era la número cuatrocientos cincuenta con la camiseta amarilla. Un registro antaño marcado como una meta personal que ya se ha convertido en realidad.

Y es que el delantero natural de Vegueta llevaba tiempo esperando ese momento. Después de trece años consecutivos vistiendo los colores azul y amarillo en las distintas categorías de fútbol base de la entidad de Pío XII, la barrera de los cuatrocientos cincuenta se había convertido en un objetivo personal a medida que el número se iba acercando. “Es una cifra significativa y me ilusiona personalmente, pero lo importante es que sirvió para adelantarnos en el marcador en un partido muy importante”, admite Ojeda.

La laboriosa cuenta de sus goles al final de cada partido es una tarea que ha compartido con sus más allegados durante toda su trayectoria en la disciplina insular. “Mi padre va a ver mis partidos siempre que puede y juntos, con mi familia, hemos ido contando los goles durante todos estos años”, indica el goleador del segundo filial.

Cabe destacar que el tanto logrado ante el Unión Puerto es uno más en la racha anotadora que vive actualmente Dani Ojeda como punta de lanza de Las Palmas C. El de este domingo es el octavo gol en la presente campaña para un jugador que estuvo alrededor de tres meses fuera de los terrenos de juego, después de haberse roto el cartílago del dedo pulgar de su pie derecho el pasado mes de diciembre. Desde entonces, los goles han ido llegado de manera sucesiva en las últimas semanas hasta alcanzar esta señalada cifra.

Superado ya ese reto, el atacante no olvida qué es lo verdaderamente importante en la temporada: tratar de ascender a Tercera División con el equipo que actualmente compite en la Regional Preferente de Las Palmas. “Quedan dos jornadas y sabemos que es complicado pero vamos a intentar dar guerra hasta el final”, asegura el ariete con seguridad.

Probablemente sea esa mentalidad ambiciosa y batalladora lo que le ha permitido llegar a estos magníficos registros en fútbol base a los veintiún años de edad. No obstante, es ahora – en el momento en el que ha producirse el salto natural de categoría – cuando debe demostrar que ese olfato goleador que posee es igualmente válido para el profesionalismo.

Y precisamente esa cuestión, la de llegar a jugar como profesional en la Unión Deportiva Las Palmas, es la que persigue Dani Ojeda. “Sueño con la posibilidad de llegar algún día al primer equipo”, indica. Trabajo, constancia y compromiso son las premisas diarias que se repite una y otra vez para llegar a alcanzar ese sueño. Haciendo lo que mejor sabe – marcar goles – puede llegar a conseguirlo.