Fabio González vuelve a entrenar con el primer equipo

Compartir
Fabio González en el derbi juvenil la pasada temporada / Foto: udlaspalmas.net

El centrocampista del Juvenil División de Honor se ejercitó este jueves con la primera plantilla de la Unión Deportiva Las Palmas ante la acumulación de bajas de futbolistas en esa demarcación. Hace algunas semanas ya se probó a las órdenes de Quique Setién junto a su compañero Carlos Quintana.

Segunda experiencia con una plantilla profesional de Primera División para Fabio González, centrocampistas del Juvenil A de la Unión Deportiva Las Palmas. Este jueves, ante los tremendos problemas de Quique Setién para poder contar con jugadores sanos en el puesto de centrocampitas, el mediocentro de Ingenio ha vuelto a entrenar en Barranco Seco con el primer equipo amarillo.

No es la primera vez que lo hace esta temporada, pues a mediados de enero tanto él como su compañero en el División de Honor, Carlos Quintana, ya entrenaron a las órdenes del entrenador cántabro. Sin embargo, en esta ocasión ha sido la necesidad de contar con futbolistas de su perfil lo que ha hecho que tenga nuevamente la ocasión de ejercitarse junto a los profesionales.

Fabio González es un mediocentro muy completo que se desempeña en la posición de ‘5’ pero que también puede jugar más adelantado. Su buena colocación y su criterio para sacar la pelota jugada le ha convertido en pieza fundamental en el equipo de Pachi Castellano que lidera con autoridad en máximo campeonato juvenil de Canarias. De hecho es uno de los cinco jugadores que más minutos ha disputado este curso con el Juvenil A de Las Palmas, siendo titular en prácticamente todos los partidos.

En la sesión de entrenamiento de este jueves fue uno más dentro de la plantilla que ya prepara el partido del sábado ante el Rayo Vallecano, un choque que puede ser decisivo para el devenir su objetivo por lograr la permanencia en la categoría a final de campaña.

Compartir
Artículo anteriorPaco Jémez: «Las Palmas poco a poco va a más»
Artículo posteriorDani Castellano alcanza su cénit