Objetivo: blindar al crack, por Miguel Hernández

Compartir

En todos los equipos hay algún jugador diferencial. En la Unión Deportiva Las Palmas ese jugador al que todos buscan y capaz de liderar al grupo se llama Jonathan Viera.

En el Real Madrid es Cristiano Ronaldo, en el FC Barcelona Messi, y en nuestro equipo, ese crack tiene nombre y apellidos. Es el futbolista franquicia. El alma del equipo. El emblema de la UD Las Palmas, como lo definió hace escasos días Manolo Márquez.

Entre los muchos topicazos del fútbol –y que en pretemporada se multiplican, sólo hay que escuchar las tertulias o leer este artículo, sin ir más lejos– está el de «nadie es indispensable». Si hay un jugador insustituible en este equipo es Jonathan Viera. No contar con el ’21’ en este proyecto es para ponerse a temblar. Sólo hay que preguntar a sus compañeros y qué piensan de su posible salida.

La aparición de equipos de la Premier League –con sus extraordinarios contratos– han puesto de relieve dos asuntos: LaLiga está, comparativamente, muy por debajo del nivel económico de la competición inglesa. Y el segundo: pueden desvalijar cualquier equipo de clase media en España en un abrir y cerrar de ojos.

Es fundamental, en estos momentos, contentar a Jonathan Viera con un contrato al nivel de su ascendencia en el equipo y nivel futbolístico. Y, sobre todo, blindarlo con una cláusula de rescisión bastante superior a 30 millones de euros. Esta Unión Deportiva sin Viera no sería lo mismo. En mi opinión, el único jugador indispensable en estos momentos. No es un asunto de dinero, es un asunto de fútbol y liderazgo. Y Viera en eso es el jefe.

opiMiguelHernandez

Twitter: @mhernandez

Más artículos de Miguel Hernández