Sí al Bichito, por Cristian Gil

Artículo de opinión de Cristian Gil, redactor de udlaspalmas.NET

Compartir
Jesé Rodríguez, con su nueva camiseta / Gabriel Jiménez (udlaspalmas.NET)

J

esé Rodríguez. Genio y figura. Demonio y decepción. El extremo grancanario vuelve a estar bajo el radar de la UD Las Palmas y muchos se preguntarán si merece la pena intentarlo de nuevo. La entidad amarilla acometió una de las operaciones más importantes de su historia el curso pasado cuando consiguió que el ex del Real Madrid vistiese la elástica del equipo de su tierra. Sin embargo, los resultados deportivos del binomio formado por el todavía jugador del París Saint Germain y la escuadra insular fueron completamente nefastos.

Creo que no hace falta recordar los hechos que constatan que el paso de Jesé por la UD fue un batacazo. Todo el mundo conoce y sabe enumerar casi de carrerilla las cuestiones que hicieron de este fichaje uno de los que peor sabor de boca ha dejado. Quizás, las razones de este descalabro podrían tener cierta justificación por parte tanto del jugador como del club, pero siendo el pasado algo que ya se ha dejado atrás sería un ejercicio poco recomendable el rememorar aquellos episodios del final de la ‘Era Setién‘ en la isla.

De ese modo, como si de un capítulo de una serie de Netflix se tratase, hay que pasar página. Hay que pensar que temporada nueva, vida nueva. Y puede que por esa razón crea que una segunda oportunidad de ‘El Bichito‘ en Las Palmas no es descabellada. Puedo llegar a entender el escepticismo del aficionado por la experiencia anterior, puedo comprender que el futbolista no esté en su mejor momento personal y puedo llegar a intuir que es un fichaje que, aún siendo necesario, lleve consigo un riesgo considerable, pero desde mi punto de vista el talento y las ganas pueden con casi todo.

Precisamente, si algo le sobra a Jesé es talento. Por potencial, está capacitado para jugar en cualquier liga del mundo y para poder ganarse la vida jugando al fútbol sin ningún tipo de problema. Durante los últimos años ha recibido varios reveses en forma de lesiones,  de falta de continuidad, de traspasos que no le ayudan a encontrarse a sí mismo y de problemas personales que le han dejado en un fuera de juego clamoroso. Pero detrás de todo eso sigue habiendo un montón de calidad que intenta florecer. El talento que tiene el extremo en su interior lleva tiempo intentado tirar la puerta abajo sin conseguirlo.

En ese sentido, lo mejor que puede hacer es empezar de cero otra vez tal como lo está haciendo Las Palmas. La situación del club es distinta a la de la temporada pasada y el momento que vive el futbolista tampoco es el mismo. Ahora mismo, ambos se necesitan mutuamente; los grancanarios buscan refuerzos de calidad y el jugador un sitio cerca de su familia, algo a lo que hay que unir la presencia en el banquillo insular de un Paco Jémez que ya ha dejado claro que quiere intentar traer de vuelta al futbolista a la isla. El Sargento de Hierro le ha tenido una mano al ‘Bichito‘ para intentar que vuelva a brillar.

El nuevo inquilino del banquillo amarillo ha dejado claro que está dispuesto a jugarse sus partes nobles por Jesé si éste se las juega por el equipo. Ese aspecto hace que el jugador tenga que venir sí o sí comprometido con los cambios que está introduciendo Jémez en la UD. No vale que el extremo venga sólo de paso, sino que tiene que tener claro que el compromiso está por encima de todas las cosas. Las Palmas lo va a ayudar para que esté cerca de su familia y él tiene que ayudar al equipo a ganar partidos.

Siendo Jémez esa figura que seguramente Jesé necesita y estando la UD en una situación límite, esa segunda oportunidad tiene sentido para mí. Paco está dispuesto a todo por recuperar su mejor versión y creo que el propio jugador va a venir con otra mentalidad. Creo ciegamente en el fútbol que el ex del Madrid tiene en sus botas. No puedo pensar, aunque quiera, que Rodríguez sea un caso perdido con 24 años y tampoco puedo plantearme que Las Palmas deje pasar la oportunidad de tenerle en sus filas.

Jesé Rodríguez, si viene para dejarse la piel y si viene dispuesto a ser ayudado, es una inyección de talento que la UD no debería rechazar. Yo sí creo en ‘El Bichito‘, aunque ahora es el propio ‘Bichito‘ el que nos tiene que hacer creer.

@CristianGil_7