Peter Etebo, el nuevo ídolo del Estadio Gran Canaria

Compartir
Foto: Gabriel Jiménez

El atacante e internacional nigeriano ha llegado para besar el santo a la isla de Gran Canaria. En poco menos de dos partidos se ha ganado a la afición amarilla y se la ha metido en el bolsillo a base de pundonor.  

El Estadio de Gran Canaria está sediento de ídolos. La marcha de Roque Mesa, el adiós de Boateng y la lejanía de Sergio Araujo dejaron a los aficionados amarillos con ganas de volver a vibrar con nuevos futbolistas que aterrizasen en la isla, pero los sinsabores de la temporada les hicieron perder en ocasiones la fe. No obstante, Peter Etebo ha llegado a la UD Las Palmas dispuesto a llenar huecos en mucho corazones.

Con la intención de hacerse un hueco en el mundo del fútbol, el joven nigeriano hizo las maletas para llegar a una competición en la que no sólo juegan las estrellas, sino que también se forjan. En ese sentido, Etebo ha caído de pie en la entidad y los hinchas de la UD se han quedado prendados, más allá de la calidad que pueda tener, por el enorme compromiso mostrado cuando apenas llevaba unos días en el club.

En aquel partido ante el Málaga empezó tibio, un tanto desdibujado y un poco fuera de sitio. Sin embargo, según el equipo le fue necesitando su figura comenzó a hacerse grande. El paso de los minutos le ayudó a convertirse en protagonista para acabar siendo pieza clave en el triunfo. Etebo corrió todo lo que pudo, ayudó en la creación, en la destrucción y puso en aprietos a Roberto mirando hacia la portería siempre que podía.

Su actuación le valió para ser, sin duda, uno de los hombres del partido en su bautismo como amarillo. La afición se lo reconoció siempre que pudo con aplauso y siendo vitoreado. De hecho, al finalizar el encuentro colgó en sus redes sociales un vídeo en el que se le podía ver literalmente reventado, otro aspecto que le hizo ganarse aún más a todos los fans de la UD Las Palmas necesitados de nuevos héroes.

Etebo tiene la personalidad para convertirse en nuevo ídolo amarillo. Su fútbol y su entrega son dos armas potentes para ayudar a la UD al mismo tiempo que se convierte en el último eslabón del Olimpo amarillo. Queda mucho para saber si los grancanarios se salvan o no, pero es evidente que el africano ha llegado con ganas de romper cualquier tipo de pensamiento que hubiese sobre él antes de que se vistiese de corto.

También te puede interesar…

#INTERNACIONALES | Nigeria convoca a Etebo para el próximo parón de selecciones