Las visitas de la UD Las Palmas a Riazor, en números

Compartir
Foto: LaLiga.

El conjunto amarillo tendrá que afrontar una final directa por la salvación este próximo sábado en el feudo de un Deportivo de La Coruña que conoce perfectamente lo que es ganar a los amarillos actuando como local. 

El reloj de arena particular de la UD Las Palmas se agota a una velocidad de vértigo. El conjunto amarillo tiene la difícil misión de levantarse por enésima vez esta temporada y su primera final va a ser en Riazor. El feudo del Deportivo va a ser el escenario de un partido a vida o muerte para ambos equipos y, si se observan los registros históricos en Galicia entre amarillos y blanquiazules, los insulares salen perdiendo.

De hecho, el cuadro grancanario sólo ha conseguido ganar 6 veces en su historia en el recinto gallego, siendo la última el pasado 26 de octubre de 2017 en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Las otras cinco datan de las temporada 1955/1956, 1956/1957, 1984/1985 o las ya más recientes de la temporada 2013/2014, la única victoria en Riazor en Segunda, o la de la 2015/2016 con Setién en el banquillo.

Los otros 17 encuentros disputados en tierras coruñesas entre Las Palmas y el Deportivo se han saldado con 4 empates y 13 derrotas para los amarillos. En el recuerdo queda todavía la goleada con la que se saldó el último encuentro de la era dirigida del propio Quique Setién por la UD. Aquel partido fue otro punto más en la caída libre que estaba viviendo el equipo y que hoy continúa estando vigente.

Por otro lado, en cuanto a las facetas goleadoras, encontramos que el equipo que actualmente dirige Clarence Seedorf ha anotado 46 goles y la escuadra comandada hoy en día por Jémez ha materializado 33 a lo largo de los 23 encuentros oficiales entre estos equipos. Hay que reseñar que sólo se han dado 2 empates sin goles, mientras que Las Palmas se ha quedado sin marcar en Riazor hasta en 10 ocasiones.

Sea como fuere, este equipo de la UD sabe lo que es ganar en tierras gallegas a pesar de lo que explican los números. El encuentro va a tener una dificultad máxima y ambos equipos no llegan en el mejor momento posible, pero es evidente que se van a dejar la piel para sacar adelante una final que puede ser un empujón anímico o no.

También te puede interesar…

#ANÁLISIS | David García o un invento