Veinte años sin ganar en el feudo de Orriols

Compartir
Rossi busca rematar un balón ante la presencia de Aythami en el último Levante-UD disputado en el Ciutat / EFE

La UD Las Palmas afrontará la final ante el Levante sabiendo que la última vez que abandonó el Ciutat de Valencia con un triunfo bajo el brazo fue en 1998 cuando ambos equipos competían en Segunda División. 

La final de las finales. El partido más importante de la historia reciente de la UD Las Palmas se va a disputar este domingo y los amarillos tendrán que pisar un césped poco recomendable si se observan los registros históricos. El Ciutat de Valencia no es uno de los lugares de peregrinación para el club amarillo ni muchísimo menos y, aunque no es el peor campo que pueden visitar los insulares, hace 20 años que no ganan allí.

Concretamente, el 1 de febrero de 1998 la UD saldría victoriosa del feudo de Orriols gracias a una gran actuación del ‘Turu’ Flores. El delantero argentino anotó los dos goles del triunfo grancanario en la segunda mitad y consiguió que el conjunto dirigido por aquel entonces por García Remón se llevase los 3 puntos para la isla. El primer tanto llegó mediada la hora de partido y el argentino puso la sentencia definitiva en el 85.

Desde entonces, los amarillos han acumulado 5 empates y 2 derrotas cada vez que le ha tocado visitar al conjunto granota. De hecho, el último choque entre ambos fue, precisamente, también con connotaciones dramáticas. Aun así, la situación que viven ambas escuadras ahora es completamente distinta, ya que el Levante por aquel entonces era colista y la UD estaba en la misma posición que ahora pero a 1 punto de la salvación.

Lo que está claro es que este choque de trenes va a ser completamente distinto al de otras temporadas y que el caiga va a quedar muy tocado. En el caso de Las Palmas, una derrota significaría decir prácticamente adiós a Primera División aunque todavía le reste 7 jornadas para que acabe LaLiga. Los amarillos no las tienen todas consigo y aún ganando tampoco las tienen, pero no les queda otra que salir a morir el domingo.

También te puede interesar…

#ANÁLISIS | La UD se agarra a los precedentes