España aburre en el Estadio de Gran Canaria (1-0)

Compartir
Foto: Santiago Ferrero / Reuters

El combinado de Luis Enrique, en plena depresión por haberse quedado fuera de la Final Four de la UEFA Nations League, ganó por la mínima a Bosnia gracias a un gol de Brais Méndez en el tramo final del encuentro. 

Victoria agridulce en el Estadio de Gran Canaria. España se va a marchar de la isla con un triunfo ante Bosnia con el que intentar pasar el mal trago de haberse quedado sin poder disputar la Final Four de la UEFA Nations League, aunque es evidente que a los jugadores de Luis Enrique les va a costar algo más digerir ese batacazo después de tener prácticamente la clasificación en su mano. De hecho, sólo con ver el guion del partido bastó para comprender que había algo de desgana.

La superioridad española fue evidente, aunque eso no les ayudaba a ponerse por delante. Varios disparos de Asensio, Morata y Suso e Isco, capitán en el día de hoy en una alineación cargada de suplentes, pusieron algo de salsa a una primera parte floja. Con el público medio dormido, el combinado español no consiguió hacer bueno su dominio y se marchó al descanso con un empate a cero que todavía tenía cierto sabor a la eliminación a manos tanto de Inglaterra como de Croacia.

Ya en la segunda mitad, España mantuvo su control sobre el partido sin llegar a marcar. Con ese escenario, Morata falló una de las ocasiones más claras de su carrera justo antes de una retahíla de cambios con los que Luis Enrique hizo debutar a Brais Méndez y Pau López con La Roja en un partido que, a pesar de cómo se sucedió, no van a olvidar nunca.

Precisamente, fue el jugador gallego el que marcó el único gol de la noche y que reflejó cómo había sucedido todo. Un chut de Isco pegó en un defensa y el futbolista del Celta aprovechó el rechace para poner a los españoles por delante. A partir de ahí, la Selección Española continuó en su búsqueda de goles, pero les volvió a faltar algo de éxito para llevarse un botín bastante más jugoso.

De esa manera, España regresó al Estadio de Gran Canaria tras 11 años de ausencia para dejar sobre suelo grancanario un choque aburrido con el que se intentó olvidar lo sucedido en la UEFA Nations League. Ahora tocará esperar a que la Selección vuelva con la esperanza de que llegue en otro momento, ante otro rival y, ojalá, con algo más en juego para hacer disfrutar al público canario.