Adiós al año de las lesiones

Compartir

Atrás ha quedado uno de los peores años de la UD Las Palmas. Un año en el que se descendió a las tinieblas y se creó un proyecto para retornar a la Primera División, que por ahora no ha dado sus frutos. Pero si algo caracterizó al 2018 fue por la cantidad de lesiones que sufrieron los futbolistas amarillos.

Las lesiones han lastrado a la UD durante el año 2018. Los servicios médicos del club se han visto obligados a tener mucho más trabajo del esperado, contando con un total de 22 futbolistas diferentes que sufrieron algún tipo de lesión durante el año.

Desde la grave lesión de Samper, que le impidió volver a enfundarse la camiseta amarilla, hasta la lesión de Blum que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego dos meses. Ha sido un año para olvidar o más bien para aprender en todos los ámbitos del club. Prácticamente en todas las parcelas del campo han contado con algún futbolista lesionado, pudiendo armar toda una plantilla solo con los jugadores que sufrieron algún tipo de lesión. Las lesiones más graves fueron las sufridas por Samper y Peñalba, que estuvieron más de seis meses sin poder jugar. El mediocentro catalán se fracturó el  peroné, con una rotura del ligamento deltoideo del tobillo izquierdo. El argentino, sufrió una rotura parcial en región distal del tendón del semimembranoso, con línea de fractura tibial, que hizo que incluso se planteara poner fin a su carrera, situación que afortunadamente no se dio y pudo superar.

No todas las lesiones han supuesto bajas de tan larga duración, pero la lista de lesionados que ha tenido la UD en el ya pasado 2018 es enorme. Estos son los jugadores que tuvieron que pasar por la enfermería en algún momento del año: Etebo, Peñalba, De la Bella, Bigas, Samper, David García, Araujo, Lemos, Nauzet, Galarreta, Jairo, Tana, Blum, Dani Castellano, Momo, Christian Rivera, Raúl Fernández, Pekhart, Mantovani, Bigas, Javi Castellanon y Rubén Castro.