Mel no encuentra solución a la sequía goleadora en 2020

Compartir

El técnico amarillo, que se mostró satisfecho por la actuación de su equipo en el regreso del fútbol, no encuentra la fórmula para hacer goles y ganar partidos · Es el único equipo de Segunda que no ha ganado en 2020. 

La UD Las Palmas, tras la victoria del Fuenlabrada ante el Tenerife (1-0) de este fin de semana, es el único conjunto de la categoría de plata del fútbol español que no sabe lo que es cantar una victoria en 2020. Han pasado once partidos y los problemas no se solucionan por un Mel que se muestra satisfecho con lo que ve, a tenor de las pocas alternativas que plantea.

En 2020 el equipo amarillo ha disputado un total de 11 partidos, consiguiendo únicamente 6 goles a favor y estando 5 partidos con un rosco, es decir, sin anotar ningún tanto. En ningún partido ha conseguido anotar más de un gol. La derivada de la salida de Jonathan Viera –de discusión impepinable– ha maltrecho al equipo en confianza, ocasiones de peligro y gol.

Ante el Girona el guardameta Asier Riesgo no sufrió ninguna ocasión donde tuviera que emplearse a fondo. Las Palmas regresaba con un dibujo similar que no le ha dado resultados en todo 2020. Si una de las hipótesis era que la dinámica podría cambiarse tras la crisis del coronavirus, poco o nada se vio en el Estadio de Gran Canaria.

Pepe Mel afronta este miércoles otro choque ante el Almería, otro conjunto en la parte alta de la tabla. Ante el Girona dio el visto bueno al partido argumentando la fortaleza defensiva. Ahora toca intentar hacer magia en un libreto sin demasiadas alternativas en los que va de 2020. La sequía goleadora continúa, los hombres de confianza siguen jugando y los resultados resultan pobres.