El apartado defensivo, el talón de Aquiles de esta UD

Compartir
Foto: Canarias7

La UD Las Palmas se ha convertido, por méritos propios, en el equipo con peor estadística en goles en contra de la categoría. Los de Pepe Mel alcanzan los 14 goles, teniendo un ratio de 1.4 goles por partido en contra, la mayor cifra de todos los equipos y un dato muy preocupante para las aspiraciones de los amarillos.

Álvaro Valles, portero titularísimo en los onces iniciales, poco tiene que ver con todos estos datos. Ha sido el mejor en varios de los partidos, mostrando seriedad y jerarquía en la meta. Su juventud nada hace denotar lo gran portero que es y será, estando acertado y concentrado en momentos claves de varios partidos. Los goles, posiblemente fallos defensivos de otra índole, han sido, la mayoría, imposibles de parar para el guardamenta.

Pepe Mel tendrá que trabajar lo que comentó en la rueda de prensa postpartido frente al Oviedo: el equipo llega tarde a toda la presión en todo el campo, dando así posibilidad al rival de trenzar jugadas, contragolpes y segundas jugadas que matan a la defensa de la UD.

Otro dato importante a recalcar son los goles encajados a balón parado, otro talón de Aquiles de los de Mel. El entrenador ha recalcado que, de cara al siguiente partido frente al Girona en Montilivi, empezará a repasar las cosas que se han hecho bien anteriormente y que en estos últimos tres partidos se han perdido.

Quizá la frescura ha faltado en momentos claves de los partidos, las rotaciones no han servido como preveía Mel, pero hay mucho trabajo por hacer, para empezar, dejando la portería a cero en más partidos.