Una UD oxidada, cuesta abajo y sin frenos pierde frente al Mirandés (0-2)

Compartir

La UD Las Palmas perdió en la tarde de hoy frente al CD Mirandés en el Estadio Gran Canaria. Un desafortunado gol en propia puerta de Aythami Artiles y otro de ‘Jirka’ vapulearon a los amarillos. El resultado deja muy tocado al proyecto de Pepe Mel que no termina de arrancar, y al propio entrenador. 0-2 al final y otra dolorosa derrota “para la caseta”.

Pepe Mel planteaba para el partido de hoy variaciones en su once titular con respecto a la dolorosa derrota en Sabadell. Entraban Dani Castellano, Javi Castellano y Kirian y detrimento de Jonathan Silva (expulsado en la Nova Creu Alta), Enzo Loiodice y Edu Espiau.

El equipo salió sin una referencia clara arriba, jugando con extremos como Benito y Rober y este alternándose con Kirian para entrar en segunda jugada de falso ‘9’. El equipo, pese a entrar bien en el partido, se le notó falto de ideas y de frescura, quizá por el tramo del calendario que está viviendo o quizá porque Pepe Mel no logra dar en la tecla perfecta para que funcione el motor.

Tras la ocasión más clara del partido, por Rober, que lanzó una volea de espaldas envenenada a la portería de Raúl Lizoain que casi logra sorprenderle llegaron las malas noticias para la UD. En el minuto 18, tras un buen contragolpe por banda derecha del equipo de Miranda del Ebro, un centro peligroso fue despejado, con mala fortuna, por Aythami Artiles al fondo de las mallas de la portería de Álvaro Valles. Mala suerte en el inicio del partido para la UD, que si no es por errores defensivos propios o por decisiones arbitrales, encaja goles en propia desafortunados, posiblemente a causa de los nervios.

El partido seguiría con una dinámica donde Las Palmas intentaba tener el control de la posesión pero, de nuevo, sin ideas claras, con alguna llegada por los extremos pero sin causar peligro a la portería del CD Mirandés.

En la segunda mitad, el equipo saldría más enchufado. Intentó marcar gol desde el primer minuto, haciendo acciones de todos los colores: por banda, a balón parado y en disparos desde la frontal. Rober, Benito y Kirian intentaron poner en apuros a Raúl Lizoain, pero, de nuevo, sin gran éxito ni peligro.

Pepe Mel empezaría a hacer cambios, al no tener un ‘9’ puro en la punta de ataque, sustituyó a un intermitente Aridai por Edu Espiau, situando a Benito de extremo izquierdo y a Rober por la derecha. En el minuto 71, Edu Espiau ya tuvo la primera, pero su disparo desde la frontal no causo mucho daño.

En el 75, Sergio Ruiz pediría el cambio tras un pinchazo, entrando por él Óscar Clemente, también se marcharía Benito Ramírez entrando Clau Mendes. Mala suerte o mala planificación, o, simplemente, mucha carga de trabajo y partidos en estas semanas, pero la UD se queda sin Sergio Araujo, Pejiño y, ahora, Sergio Ruiz. Tres de los jugadores más importantes de la plantilla con molestias.

En el minuto 78, un fallo de Kirian en un pase, da la oportunidad de hacer un pase al hueco por la espalda de la Álvaro Lemos que Jirka, al posicionarse de cara a la portería, anotaría haciendo imposible los intentos de Álvaro Valles. 0-2 en el marcador, el equipo de Mel muy oxidado y las dudas sobrevolando 7 Palmas.

La poca convicción de la UD Las Palmas seguiría siendo lo destacado del partido. Poca visión, poca frescura y poca fe la de este equipo de Pepe Mel. El partido llegaría al final con un doloroso 0-2 que deja muy tocado al proyecto de Pepe Mel y al propio míster.