La UD ‘low cost’ se desmorona en Vallecas (2-0)

Compartir

El proyecto de Pepe Mel “low cost” se desmorona poco a poco disputando La liga Smart Bank. En la tarde de hoy perdió por 2-0, en otro partido que no tiró a puerta. Los goles de Antoñín y de Bebé en la segunda parte sentenciaron a los amarillos.

El partido comenzaría con muy malas noticias para la UD Las Palmas: Cristian Cedrés se marcharía lesionado a los 2 minutos de partido tras, con mala fortuna, quedarse clavado su pie en el césped haciendo que la rodilla se desplazase. Otro más a la lista de bajas que ya es interminable. Entraría Edu Espiau por él sin calentar.

El Rayo Vallecano movía muy bien el balón teniendo profundidad, entradas por bandas, disparos lejanos y generando mucho peligro al área de Álex Domínguez que tuvo un par de intervenciones para evitar el primer gol de los Madrileños. Isi, Antoñín y Fran García volvían loco a la defensa amarilla.

En el minuto 22 se marcharía lesionado Dani Castellano aquejado de una lesión muscular. Nuevo contratiempo para los de Pepe Mel que tendría que hacer cambio inmediatamente dando entrada a Jonathan Silva por el gemelo.

El partido seguiría por lo mismos derroteros: un Rayo Vallecano que quería el partido, y una UD intentando dejar la portería a cero.

La segunda mitad comenzaría con doble cambio de Pepe Mel para cambiar la dinámica del partido. La UD no tenía el balón y necesitaba una brújula, por ello entró Kirian y Eirc Curbelo, situándose de lateral izquierdo dejando a Jonathan Silva de extremo izquierdo por Benito.

En el minuto 58, Isi hace una jugada individual excepcional, yéndose de dos defensores de la UD, dando finalmente un pase de la muerte ‘in extremis’ para que Antoñín la empujase a placer a puerta estando solo. 1-0 para el Rayo, totalmente merecido este primer gol y los de Pepe Mel con sólo una misión: echar una siesta. 0 disparos a puerta en 60 minutos.

El Rayo Vallecano sabía lo que tenía que hacer: intentar tener el balón en ataque y generar peligro. Si el equipo de Pepe Mel no sabe a tirar a puerta se pone más fácil para los rivales sacarle puntos a esta UD endeble, low cost y sin miras de futuro.

En el minuto 82, un Ismael Athuman que estaba haciendo un buen partido, comenté un error infantil al intentar despejar un balón con un taconazo, aprovechándose así Bebe entrando firmemente en el área y fusilando la portería de Álex Domínguez. 2-0 y otro partido tirado por la borda sin poder chutar a puerta.

El partido terminaría con una UD que ni apretó para marcar el gol de la honra o ponerle algo de emoción. Este equipo no tiene sangre ni ideas. Vacaciones inmerecidas para la plantilla de Mel, que mucho tendrá que cambiar para no acabar en el pozo en los próximos meses.