Pipo Santa, en una acción de esta temporada
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET

La Unión Deportiva Las Palmas, carente de ideas en el primer equipo, mira hacia su cantera en busca de picardía, calidad y talento para la asociación y definición. Expertos en la cadena de filiales señalan a Pipo Santana, jugador de 21 años de Las Palmas C, como el próximo en dar el salto y marcar diferencias. 

En medio de un caos sin ideas, el primer equipo de la Unión Deportiva Las Palmas deambula por Segunda, sin jugadores capaces de tomar decisiones, y con escaso talento para resolver en los metros finales donde se deciden los partidos.

De 2020 poco se puede sacar, más allá de los partidos notables que dejó el jugador del FC Barcelona, Pedri González. Su calidad, visión de juego y capacidad resolutiva en el último pase son tres cualidades que brillan en la actualidad por su ausencia en el equipo de Pepe Mel.

En una crisis económica con la actual, con una UD Las Palmas que ha buscado hacer un proyecto de jóvenes –es decir, un proyecto ‘low cost’ por la coyuntura económica del fútbol en general y de la UD, en particular–, es irremediable mirar hacia abajo. Hacia la cantera. El mismo lugar en el que Pedri daría un salto de varias categorías hasta triunfar con el primer equipo, previa venta al Fútbol Club Barcelona.

Pipo, en una acción con Las Palmas C

Pipo Santana, la sensación en filiales

Para encontrar un futbolista distinto, de esos que hacen dar un salto de calidad a un equipo, hay que irse a Las Palmas C de Yoni Oujo. Y fijarse en Pipo. Dos de sus goles han sido de los más celebrados esta temporada, el último, un gol en los últimos minutos ante el Guía, con un regate en seco dentro del área para dar la victoria al preferente de la cadena de filiales comandada por Tonono Rodríguez.

Desde ese momento su gol corrió como la pólvora por las redes sociales, y la pregunta cada vez se repetía más: ¿Quién es Pipo Santana? Un afición carente de ídolos en el primer equipo y filial mira con ilusión, siempre, a la cadena de filiales. No hay nada más imparable que la esperanza en el futuro cuando el presente únicamente invita a la nostalgia.

José Carlos Santa ‘Pipo’ (El Carrizal, Gran Canaria, 1999), es un futbolista criado en el fútbol base de Las Majoreras. Muy pronto se empezó a hablar de un “zurdito”, que casi él solo, hacía campeón todos los años a su equipo y pronto comenzaron a llegar emisarios de los todopoderosos equipos peninsulares a verlo en acción.

Tanto Real Madrid como FC Barcelona, se interesaron por el futbolista del sureste isleño, pero recaló finalmente en el Sevilla FC, donde en etapa cadete sería elegido en el once ideal del prestigioso torneo internacional de la Academia Aspire.

A la Unión Deportiva Las Palmas llega en su último año juvenil y luego da el paso a Las Palmas C de la entidad amarilla, primero con Ángel Sánchez y luego con Yoni Oujo, donde ya fue máximo goleador la temporada pasada.

Pero, ¿cuáles son las virtudes futbolísticas de Pipo? Habituales del Anexo nos confirman que es un futbolista diferente, un futbolista que juega igual en la cancha de su barrio que en el Anexo o, quizá en un futuro, en el Estadio de Gran Canaria. Su talento natural, sin ánimo de comparaciones, recuerda a historias como la de Jonathan Viera o Pedri González. Jugadores que su pasión era estar en contacto con la pelota, y su talento estaba por encima de la presión del momento.

Además, es un futbolista con gol. No sólo de creación. El curso pasado ya fue uno de los máximos goleadores del C, y este año lidera la tabla de goleadores del conjunto de Yoni Oujo con 4 tantos.

Goles como el marcado al Panaderías Pulido o Guía demuestran que es uno de los nombres a seguir en los próximos meses. Pepe Mel ya debe tenerlo en su listado para ver en Barranco Seco. En La Fábrica amarilla ya saben de su potencial.

Vea el VÍDEO:

Artículo anterior3 noticias que cuentan los medios de la UD este martes
Artículo posteriorCristian Cedrés, baja durante 7 meses por rotura del cruzado