Jarro de agua fría en Navalcarnero (1-0)

Compartir

La UD Las Palmas cayó derrotada en la tarde de hoy en Navalcarnero en la segunda ronda de eliminación de la Copa del Rey. Un gol de Guerreiro en el 90 mermó las opciones de los amarillos de seguir en la competición. Fabio saldría expulsado tras una doble amarilla en el minuto 58.

Pepe Mel salía al terreno de juego de Navalcarnero con varias novedades en el once titular. Daba entrada a Valles en la portería, Ale Díez volvía tras casi 4 meses de lesión, Coco de central y Óscar Clemente y Maikel Mesa en el centro del campo como principales novedades.

En un estadio pequeño, donde había el 30% del aforo con público, Las Palmas se jugaba seguir o no en la competición de la Copa del Rey y encaró la primera mitad con mucha intensidad, intentando hacer contras con Clau Mendes e Iemmello y teniendo control sobre el conjunto local.

Aridai lo intentaba metiéndose por dentro, haciendo varios disparos que a punto estuvieron de meterse en la portería de Néstor, meta rival. Clemente tuvo el 0-1 en un remate de cabeza a bocajarro donde el centro campista no estuvo fino. El Navalcarnero, aupado por su afición, se mostraba con un fútbol anárquico que hacía que se descontrolase por momentos, generando dudas de cómo presionarles o defender al equipo madrileño.

La primera mitad llegaría a su fin con la misma dinámica, la UD intentando anotar el primer gol y el Navalcarnero intentando sorprender al conjunto amarillo en alguna acción.

En el minuto 58, Fabio González vería la segunda amarilla tras una falta, y, por tanto, saldría expulsado del encuentro dejando las opciones de la UD Las Palmas bastante mermadas. Entraría Kirian por Clau Mendes para dar equilibrio al equipo en el centro del campo y Edu Espiau por Aridai para intentar tener alguna ocasión de gol para llevarse la eliminatoria.

En el minuto 90, tras un córner lanzado por el Navalcarnero, el delantero Guerreiro empala una volea tras un rechace que da en el palo de Vales y se introduce en la portería amarilla. Jarro de agua fría para el equipo amarillo, que había aguantado bien durante 30 minutos con un jugador menos, pero que veía como sus opciones de seguir en la competición se veían alteradas.

El partido terminaría con el 1-0 en el marcador. Jarro de agua fría en Navalcarnero donde el equipo cae eliminado en el último minuto frente a un equipo de Segunda División B.