La calculadora de Mel y el efecto ‘Tenerife’

Compartir
Foto: LaLiga

Recta final del campeonato. La UD Las Palmas se encuentra en tierra de nadie, con serios problemas defensivos y con mucho que mejorar. Pepe Mel es consciente de que las Ligas se empiezan a jugar en el último tramo de temporada y ya saca números.

Para empezar, el primer escollo es el eterno rival: el CD Tenerife. Y no viene mal pensar en ello ahora, al contrario. La plantilla necesita un cambio de efecto para afrontar con motivación los últimos 12 partidos ligueros y ganar el derbi sería un punto de inicio magistral.

La UD Las Palmas se encuentra en la 12º posición de La Liga Smart Bank a 10 puntos del sexto clasificado, el Rayo Vallecano. En la pasada temporada, precisamente el Elche CF, equipo que ascendió a Primera División, necesitó 61 puntos en 42 jornadas para conseguir el ansiado objetivo.

Los amarillos tienen en el casillero varias dudas. El equipo de Mel es, actualmente junto al Cartagena, el equipo más goleado de la categoría con 40 goles en contra, y sólo podrá conseguir cotas más altas si cierra su propia portería. No obstante, el cuerpo técnico es consciente también que tienen un ataque de lo más prometedor. Se une Rober, tras su positivo en COVID, a una artillería que hacía años que no se veía en el club: Jesé Rodríguez, Pejiño, Araujo, Rafa Mújica. 5 futbolistas capaces de todo y que tienen que dar su mejor versión en la recta final del campeonato.

12 partidos restan y 36 puntos en juego. En la calculadora de Mel pasa por ganar el derbi a domicilio, tratando de cambiar la dinámica del equipo y enfrentarse a rivales como el Espanyol, Mallorca, Málaga, Lugo o Sporting de Gijón para alcanzar el objetivo del playoff. El golpe de efecto es Tenerife, si no, adiós a la temporada.