Pepe Mel: «Frente al Logroñés es un partido en el nadie quiere estar invitado»

Compartir

Pepe Mel compareció en rueda de prensa para hablar del próximo y último partido de la temporada de la UD Las Palmas, esta vez en el Nuevo Las Gaunas frente al Logroñés el domingo 30 de mayo a las 20:00hrs.

El míster sabe de la complejidad del encuentro al encontrarse el Logroñes en el filo del descenso: «Para nosotros es un partido muy complicado. Amamos este deporte y tenemos que respetarlo y honrarlo. Nuestro rival se juega muchas cosas y son partidos en los que nadie quiere estar invitado. Por lo que tenemos que ir hacerlo lo mejor posible. Es un partido en el que quiero ver a gente del filial, pero tenemos que tener cuidado con el tema de las fichas. Han trabajado con nosotros Sergi Puig, Sergi Cardona, Juan Fernández, Diego Guti, Pol, Coco… y hay que tener en cuenta que tanto Álex Domínguez, como Jonathan tienen ficha del filial. Tendremos una alineación reconocible, pero tenemos bajas como la de Fabio, que sigue lesionado, el Chino que está sancionado o Benito, que aún no ha sido padre».

Indicó lo difícil que ha sido este año para los jugadores y cuerpo técnico en general: «Este año y medio está siendo el más difícil de nuestras vidas en general. Ser entrenador sin tener vestuario, sin poder reunirme con ellos o ir en guaguas diferentes, además de no tener una pretemporada en condiciones ha hecho que sea complicado. Estamos deseando que todo vuelva a la normalidad de antes. En este tiempo he aprendido muchas cosas. Como gestionar cosas que en ocasiones se escapan de la mano del entrenador, además de aventurarte a un vacío constantemente porque no sabes lo que vendrá. Es tremendo el no poder reunirme con ellos porque el mensaje queda cortado. Hemos sabido llevar la temporada con todos estos condicionantes y podemos estar satisfechos aunque hemos sido irregulares».

Sobre su futuro, Pepe Mel fue conciso: «Estamos teniendo conversaciones continuas con el club. Lo normal es que todo acabe bien pero no hay nada firmado. El club está haciendo las cosas con pausa y con una hoja de ruta por lo que esperamos que todo acabe bien. La conexión con el club es fantástica. Creo que estamos haciendo las cosas bien y hablando tema a tema. El club en general tiene cosas en las que mejorar y todos tenemos que dar el 100% para poder hacerlo. El modelo de juego nuestro es la sintonía de lo que el club quiere y de lo que todo aficionado espera más allá del resultado. Llevamos dos años encajando jugadores en ese perfil y seguimos en ese camino porque es a largo plazo».