ÉXTASIS EN EL GRAN CANARIA (2-1)

Jonathan Viera y Jesé, celebran el primer tanto al CD Tenerife / Gabriel Jiménez (udlaspalmas.NET)
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET
EL REBUMBIO - Twitch udlaspalmas.NET

La UD Las Palmas, que tuvo varias caras durante el derbi, se lleva el clásico canario en el último minuto mereciéndolo bastante más que el Tenerife. Un partido intensísimo, que se lleva ‘a la buchaca’ el conjunto amarillo, que sigue incrementando sus diferencias en los enfrentamientos directos contra el eterno rival.

Comenzó la Unión Deportiva Las Palmas con ganas de ir a por la portería de Juan Soriano. Desde el mismo saque de centro Jonathan Viera fue claro a sus compañeros: «Vamos al área», gritaba antes del comienzo del partido. Y al poco fue claro su mandato.

El ’21’ mandó, saliendo desde la banda derecha, un gran pase a Jonathan Viera, que ganó la espalda al central León. Jesé, tras un gran desmarque, no pudo batir a un Juan Soriano que hizo una buena tapada al delantero grancanario.

El Tenerife comenzó también a desperezarse a los pocos minutos del inicio del encuentro, disputándole el control del partido a la UD Las Palmas de manera mínima en el inicio del encuentro. Un cambio, que suele ser habitual, el de Pejiño de banda por la izquierda, cambió un encuentro que se jugaba siempre por dentro. La amplitud que dio el gaditano fue clave para que el Tenerife se abriera un poco en la ayuda y que hubiera más espacios por dentro.

En el minuto 27 Jesé y Viera cambiaron sus roles. Fue el ’10’ quien realizó una fenomenal asistencia para que Viera, que fue al espacio, definiera tras amagar a José Soriano de manera fenomenal. El momento de revisión estuvo repleto de tensión. Como se ve en la imagen Viera está habilitado por milímetros. El gol se cantó dos veces para el alboroto de la afición grancanaria.

El encuentro entró en una sola velocidad: la que imprimía la UD. Se hizo con el balón, comenzó a aparecer Enzo y Mfulu, y Las Palmas se asentó, dominando con tranquilidad y seguridad el choque. En medio de ese control, llegaría una jugada que podría haber sido clave para el devenir del encuentro. Una mala entrega en el minuto 40 de León, provocaría que Pejiño pudiera habilitar a Jesé, solo en el espacio.

El delantero amarillo tuvo tiempo para todo, para acomodarse el cuerpo, intentar buscar el espacio, pero se volvió a encontrar en el mano a mano con Juan Soriano. El segundo mano a mano que fallaba el ariete amarillo.

El Tenerife se crece en la segunda mitad

Las Palmas dio un paso atrás, dejando cierto protagonismo a un Tenerife que, de manera natural, fue a tener más el balón e intentar atacar más las debilidades amarillas. Una de ellas, la banda derecha. Álvaro Lemos, completamente sobrepasado con y sin balón, fue un chollo para el cuadro blanquiazul. Mel buscó el cambio con la entrada de Pinchi por Mel, buscando más velocidad al espacio.

En el 65, cuando el Tenerife ya había mostrado más argumentos ofensivo, llegaría el tanto. Pero llegaría gracias a fortuna. Elady, de falta, tras tocar su balón en el cuerpo de Raúl Navas, conseguía el empate. Salió hacia adentro. Había un nuevo partido.

De nuevo Jesé vs. Soriano. En el 73 el delantero amarillo falló la tercera suya, la menos clara, pero el 10 amarillo estuvo sin fortuna en el derbi canario. Sin duda, se acordaba de cada mano a mano en cada jugada.

El Tenerife pudo llevarse el partido, en un disparo de Diego pero que se encontró con una extraordinaria parada de Raúl Fernández. Álvaro Lemos, nuevamente, falló en medir en el inicio de la jugada.

Pinchi, poco después, tendría una oportunidad para los de Mel, tras la mejor jugada de la segunda mitad: Viera conduce, va al espacio con Pejiño, éste gana la línea de fondo y Pinchi, listo en el segundo palo, no llega por poco.

Éxtasis final

No fue su mejor partido. Pero así están escritas las historias más bonitas. Un córner terminó en las botas de Lemos, buscó el centro, tocó en un defensor Pablo Larrea y el balón… ¡se coló dentro! Juan Soriano la vio por delante pero el júbilo fue bestial en Estadio de Gran Canaria en un partido que se iba al empate.

Los minutos finales fueron de infarto. Las Palmas defendió y se llevó el derbi con merecimiento. Así se escribe la historia.

Unión Deportiva Las Palmas 2-1 Club Deportivo Tenerife

Las Palmas: Raúl Fernández, Álvaro Lemos (Erick Ferigra, m.93), Raúl Navas, Eric Curbelo, Sergi Cardona, Mfulu, Enzo Loiodice, Alberto Moleiro (Óscar Pinchi, m.52), Jonathan Viera, Pejiño (Benito, m.93) y Jesé Rodríguez (Sadiku, m.97). Entrenador: Pepe Mel

Tenerife: Juan Soriano, Álex Muñoz, Carlos Ruiz (Sipcic, m.74), León, Moore, Aitor Sanz, Michel Herrero (Bermejo, m.61), Alexandre Corredera (Pablo Larrea, m.88), Rubén Díez, Shashoua (Víctor Mollejo, m.46) y Elady (Ethyan, m.88). Entrenador: Luis Miguel Ramis

Goles: 1-0 Jonathan Viera, m.27; 1-1 Elady, m.65; 2-1 Pablo Larrea (pp), m.92

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (Navarra). Amonestó a los locales Enzo Loiodice (m.54), Eric Curbelo (m.63) y Raúl Fernández (m.81). Amonestó a los visitantes Carlos Ruiz (m.16), Bermejo (m.69), Álex Muñoz (m.76), Moore (m.80) y Víctor Mollejo (m.94).

Incidencias: Encuentro disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 25.887 espectadores. Décima jornada de la Liga SmartBank 2021-2022.

Artículo anterior25.887 espectadores vibraron en el Gran Canaria
Artículo posteriorLas claves de la victoria contra el Tenerife