La UD ya puso sus ojos en Manu Fuster hace siete años

Foto: El Norte de Castilla

La entidad amarilla ya tenía los primeros informes de Manu Fuster en 2017 cuando jugaba en el Guijuelo en Segunda División B y compartía vestuario con Manu Dimas, ex de Las Palmas Atlético.

Allá por 2017, una Unión Deportiva Las Palmas que estaba en caída libre en Primera División con destino a la categoría de plata del fútbol español, pensaba en confeccionar una plantilla de altos quilates para volver rápidamente al fútbol profesional, algo que no ocurrió hasta que se mantuvo la paciencia y coherencia en el proyecto.

Dentro de esas prisas por ascender, la entidad amarilla tenía un nombre en su agenda pero no encajaba con el proyecto ‘galáctico’ de ascender rápidamente a la élite del fútbol español. Ese nombre no era otro que Manu Fuster, que era uno de los jugadores que más destacaban en la extinta Segunda División B cuando defendía los colores del Guijuelo.

Hasta allí fue a hacer informes Juanito Rodríguez, que veía como ese menudo futbolista de veinte años era capaz de resaltar sobre el terreno de juego en un Guijuelo que pasó de luchar por no descender a luchar por meterse en la promoción de ascenso durante la estancia del valenciano. Sus virtudes no pasaron desapercibidas para el Albacete, que apostó por él y se hizo con Manu Fuster, hasta este viernes capitán y líder del conjunto manchego.

Artículo anteriorLa Unión Deportiva ficha a unas de las perlas de Segunda
Artículo posteriorANÁLISIS | Manu Fuster: balones al 10