El análisis del Celta… por José Carlos Álamo

Compartir
José Carlos Álamo, entrenador nacional de fútbol
José Carlos Álamo, entrenador nacional de fútbol

Tenemos en nuestro próximo rival, el Celta de Vigo, un equipo que ha venido a menos en los últimos tiempos. Equipo que recientemente jugó la Champions se faja actualmente por evitar el descenso a la Segunda División B.

A pesar de que el conjunto celeste hizo un planteamiento estival buscando como objetivo irrenunciable el ascenso de categoría, contratando futbolista de reconocida valía y experiencia, han hecho una temporada muy irregular con una segunda vuelta nefasta donde sólo han conseguido sumar una victoria de catorce partidos. Además, esta irregularidad le ha llevado a cambiar de entrenador, sustituyendo Eusebio Sacristán a Pepe Murcia sin obtener el resultado deseado. El ex ayudante de Frank Rikjaard no ha dado con la fórmula adecuada para reconducir una situación deportiva que ha producido que Balaídos haya sufrido un gran descenso en promedio de asistencia de espectadores.

Otro aspecto que ha lastrado el devenir del conjunto pontevedrés ha sido los problemas económicos que han llevado a la entidad a la Ley Concursal, en la cual continúa inmersa.

La llegada de Eusebio Sacristán al equipo auguró deseos de buen fútbol con un discurso del ex jugador celeste. Sus primeras alineaciones avistaban ese deseo con un sistema ofensivo (1-4-3-3) y la participación de jugadores de buen nivel técnico con el objeto de ser un equipo protagonista en el manejo de los partidos. Esta idea inicial se ha ido devaluando por la falta de resultados, donde la inseguridad en el juego y la facilidad para recibir goles, han llevado al técnico celtiña a ir modificando el discurso en el sentido de las búsquedas de planteamientos más sólidos y eficaces. En los dos últimos partidos han jugado con un 1-5-3-2 y a pesar de ello han encajado 4 goles aunque se intuye una mejora de las prestaciones del conjunto.

Aprovechando las dimensiones de Balaídos tratan de ser fuertes con el manejo del balón, pero tienen problemas en el ultimo tercio por depender mucho de la calidad de Roberto Trashorras que tampoco ha tenido un año brillante. Bajo mi punto de vista, sus futbolistas más desequilibrantes son el propio Trashorras y sobre todo, el francés de origen argelino Kamel Ghilas que lleva una racha goleadora importante.

Sus puntos débiles radican principalmente en la inseguridad defensiva que manifiestan, su falta de fortaleza para tomar el mando de los partidos y el aspecto anímico que hace que el equipo no tenga mucha capacidad de reacción cuando los resultados se le ponen en contra.

ANÁLISIS INDIVIDUAL:

Portero: Mientras en la mayor parte de la competición ha sido titular el experto Notario, desde la victoria frente al Córdoba ha sido sustituido por el joven procedente de la cantera del Atlético de Madrid Ismael Falcón que destaca principalmente por sus excelentes reflejos.

Defensas: El actual sistema impuesto por Eusebio dota a la línea de retaguardia de 5 inquilinos. 3 centrales y 2 laterales de largo recorrido. Para los laterales los jugadores Edu Moya y Roberto Lago son los principales candidatos para cubrir la derecha e izquierda respectivamente. Ambos son eficientes defensores pero que no le dan la profundidad que desea su entrenador. Otro candidato a la banda derecha es Óscar Díaz que tal vez tengo más llegada que Moya. En el centro de la defensa, tres futbolistas casi del mismo corte, buenos en la marca, agresivos y de buen juego aéreo: Rubén, Jordi y Peña. Éstos tienen problemas ante jugadores que destaquen por habilidad y velocidad y en las acciones contraataque.

Centrocampistas: En la línea de tres en el mediocampo ha habido muchos cambios, principalmente porque en la posición de pivote defensivo se han producido muchas irregularidades de rendimiento. La vuelta Trashorras es la mejor noticia para el Celta porque sin él el equipo adolece de creatividad y capacidad de juego ofensivo. Le acompañaran con toda probabilidad el corpulento Jonathan Vila que ya tuvo muy buen rendimiento frente a la Real Sociedad y que destaca por su juego aéreo y capacidad de sacrificio; y el brasileño Renan que tratará de darle más posesión a los ataques celtiñas. Otros jugadores que pudieran jugar son Ariel Rosada en la posición más defensiva de la línea de tres y que destaca por su agresividad y entrega. Una baja que pueden acusar es la del joven Dani Ábalo que aportaba desborde y velocidad desde esas posiciones.

Delanteros: Tras el cambio de sistema hay dos jugadores que parecen inamovibles. Estos son el brasileño Dinei y el ya nombrado Kamel Ghilas. El primero es todo potencia con tendencia a buscar siempre desmarques de ruptura y segundo que está siendo el hombre más resolutivo del conjunto vigués y que destaca por su velocidad y calidad de desborde. Un jugador que utilizan como recurso y conocido por la afición grancanaria, es David Rodríguez futbolista rápido e intuitivo en zonas de remate.

No parece, debido a las rachas irregulares de ambos equipos un partido donde se pueda ver buen fútbol, aunque el escenario y la calidad de algunos jugadores diga lo contrario. Ambos equipos están necesitados y va ser un partido donde el que más paciencia tenga y más calidad muestre tendrá mas posibilidades de victoria. Ojalá, nos traigamos los tres puntos y evitemos situaciones difíciles en el tramo final de la competición.

Este es mi punto de vista acerca del Celta de Vigo y deseo que les sirva para conocer un poco mejor al conjunto celeste. Les deseo un buen fin de semana y que celebren una necesitada victoria.

Un abrazo,

José Carlos Álamo Ojeda
Entrenador Nacional de Fútbol