La UD se deja dos puntos ante el Castellón

Compartir

CRÓNICA DE LA WEB OFICIAL DE LA UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS, UDLASPALMAS.ES.

Los dos postes y el tanto que la UD Las Palmas había acumulado en los diez primeros minutos de partido barruntaban una tarde fácil de los amarillos ante el colista, que había saltado adormilado al terreno de juego, y algo vulnerable en su retaguardia. Fue Juanpa, tras rematar el segundo disparo a la madera, de David García, el que adelantó a los suyos.

La comodidad, sin embargo, fue tornándose en oscuridad con el paso de los minutos. El Castellón ganaba metros y se acercaba, progresivamente, con más asiduidad sobre el marco amarillo. Así, llegaron varias advertencias previas al primer empate del partido. La más peligrosa, en un remate de cabeza de Uranga que se estrelló en el poste izquierdo de Assmann, tres minutos antes de que el jugador albinegro sellara la igualada.

El Castellón finalizó la primera parte con alguna que otra ocasión para darle la vuelta al partido. El partido llegó al descanso con un empate de sabor agridulce para las huestes amarillas, que había comenzado muy bien el período y el final del acto inicial había sido un poco más grisáceo.

De nuevo, el minuto décimo fue clave para la Unión Deportiva. Éste, de la segunda mitad. Márquez se fabricó una jugada personal al borde del área, tirando un caño desde el borde del área, llevándose a su par y colocando con maestría el remate al fondo de la red albinegra.

El Castellón no lograba reaccionar como después del primer tanto. Las Palmas daba impresión de mantener el resultado. Pero el destino deparaba un nuevo sufrimiento para los amarillos. Mantecón se aprovechaba de una debilidad defensiva para batir de nuevo a Assmann y firmar el segundo empate de la tarde.

Arreón final sin premio

La UD Las Palmas se lanzó a por el triunfo tras el 2-2. Kresic sacó todo su arsenal del banquillo, con la entrada de Rondón, Saúl y Pedro Vega. El Castellón, con uno menos por expulsión de Enguix, se echó atrás y se atrincheró en torno a su portería. Saúl tuvo dos para encontrar el tercero, uno de cabeza y otro tras jugada personal, pero no pudo perforar la red albinegra.