Compartir

En el último suspiro la Unión Deportiva Las Palmas saldó con victoria un partido que iba encaminado a un empate a nada en el Gran Canaria. El conjunto amarillo se estrelló una y otra vez contra el muro del Leganés pero la fortuna que acompañan a los equipos ganadores apareció una vez más en favor de Las Palmas.

No estaba siendo un  buen partido del equipo de Paco Herrera, ni mucho menos. La escuadra insular sufrió mucho ante el planteamiento de un Leganés que imitó el papel desempeñado por el Mirandés algunas semanas atrás. En aquel encuentro el combinado burgalés se llevó un preciado botín de Gran Canaria pero en esta ocasión la suerte de los campeones acompañó a los amarillos para no dejar salir los tres puntos del recinto de Siete Palmas y recuperar la primera plaza de la clasificación para la Unión Deportiva.

Salió de inicio el cuadro local con la novedad de Vicente Gómez en el once inicial en lugar de Momo y de Hernán Santana, ya recuperado, en detrimento de Roque Mesa, respecto al último encuentro de liga. La inclusión en la alineación del autor del gol de la victoria en Pucela significó un cambio en el esquema táctico del equipo. Sergio Araujo se desplazó hacia la banda izquierda dejando la parcela central libre para que el centrocampista de Schamann apareciese por aquella zona con sus habituales llegadas desde atrás.

Sin embargo, la idea no funcionó a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos de partido. Las Palmas no encontró demasiados huecos entre la muralla pepinera, formada por dos líneas de cuatro hombres por detrás del balón. Sólo un buen pase al espacio de Nauzet Alemán para el delantero argentino significó una ocasión de peligro para los locales, más allá de las acciones a balón parado. Pero el pichichi del equipo falló. Desacertado en los últimos partidos, no pudo desquitarse en ese mano a mano ante Queco Piña en el que el arquero sacó un buen pie para desviar el esférico.

Los jugadores celebran el tanto de Asdrúbal / Toño Suárez (udlaspalmas.net)
Los jugadores celebran el tanto de Asdrúbal / Toño Suárez (udlaspalmas.net)

Era una continua batalla la que afrontaban los delanteros de Las Palmas para tratar de inmiscuirse en la defensa rival y Paco Herrera decidió mover ficha en el segundo tiempo. Guzmán y Asdrúbal ingresaron al verde en sustitución de Culio y Nauzet Alemán, con la esperanza de que con el cansancio y el desgaste de los jugadores pepineros, la verticalidad y velocidad de los suplentes de la Unión Deportiva luciera con brillantez.

Contrariamente, lo que sucedió durante un buen trecho del segundo acto fue que el Leganés comenzó a ganar peso en el partido y sus argumentos ofensivos se multiplicaban a medida que pasaban los minutos. El bando grancanario era incapaz de llegar con facilidad y todos los intentos acababan siempre con algún desvío de la retaguardia visitante o con un error de definición de los propios artilleros.

Cuando el choque se encaminaba ya a su recta final, el Leganés tuvo la opción de finiquitar el partido por medio de Aguirre, quien desde que entró al campo de juego dio una mayor variedad de opciones a los pasadores del cuadro madrileño y generó bastante peligro. Apareció Javi Castellano para desbaratar la acción del jugador rival e iniciar el contraataque que supondría el gol del triunfo.

Araujo recibió, encaró al zaguero que tenía enfrente y filtró un pase al área para la carrera de su compañero Asdrúbal. El nueve de la UD se encargó del resto. Hasta cuatro recortes realizó dentro del área el canterano amarillo antes de soltar el latigazo. El cuero golpeó en un defensor pero su destino ya estaba escrito y no era otro que la red. La locura se desató en el Gran Canaria. Enloqueció el público en las gradas y enloqueció el propio autor del tanto sobre el césped quitándose la zamarra y corriendo a celebrarlo con los fieles del fondo.

No era para menos. Un partido que pintaba a acabar con un cero a cero de manual terminó con el triunfo de un conjunto de jugadores que están impregnados de un gen ganador que esta temporada le permite salvar los encuentros en los que está menos acertado. La suerte de los campeones sonrió a la Unión Deportiva Las Palmas, un equipo que es líder provisional con un partido menos.

CRONICA_ficha

Unión Deportiva Las Palmas: Casto; David Simón, David García, Aythami Artiles, Ángel López; Javi Castellano, Hernán, Culio (Guzmán Casaseca, min. 55); Vicente Gómez (Valerón, min. 70), Nauzet Alemán (Asdrúbal, min. 64), Sergio Araujo, .

Club Deportivo Leganés: Queco Piña; Postigo, Carlos Delgado (Santamaría, min. 33), Mantovani, Soriano; Eraso, Alberto; Velasco (Fran Moreno, min. 76), Álvaro García, Prendes, Borja Lázaro (Aguirre, min.55) .

Goles: 1-0, Asdrúbal, min. 89.

Árbitro: Muñoz Mayordomo amonestó a los jugadores locales David García y Asdrúbal, y a los visitantes Sergio Postigo, Borja Lázaro, Carlos Delgado, Velasco, Soriano y Aguirre.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga Adelante, presenciado por un total de 13.557 espectadores en el Estadio de Gran Canaria.