Otro partido de reencuentros

Compartir
Foto: LFP

La visita del Real Betis el sábado a Gran Canaria volverá a suponer una noche de reencuentros en la isla, como ya ocurriera ante el Deportivo, ya que hasta cuatro jugadores, dos por bando, cuentan con experiencia vistiendo ambas camisetas.

Si hace dos semanas se podía hablar del puente aéreo entre La Coruña y Gran Canaria, esta vez se podría hacer lo propio pero con Sevilla, dado el alto número de jugadores históricamente que han vestido las camisetas de Las Palmas y Real Betis.

Jerónimo Figueroa ‘Momo‘ y Ángel López recalaron en la UD, tras sus respectivos periplos por el territorio nacional, procedentes del conjunto verdiblanco, en el que ninguno de los dos terminó de asentarse ni hacerse con un hueco entre los habituales.

Por su parte, el Real Betis llegará a Gran Canaria con tres viejos conocidos en sus filas. Vestidos de corto y en el césped, Rubén Castro y Álvaro Cejudo; mientras que en los despachos se encuentra el grancanario Alexis Trujillo como director deportivo. No son los únicos canarios que están al servicio del cuadro andaluz: Tino Luis Cabrera también forma parte del organigrama técnico y Toni Robaina, hijo del exjugador amarillo, quien abandonó la entidad amarilla en categoría infantil para ser ahora uno de los juveniles más prometedores de la cantera verdiblanca.

Son los ejemplos actuales, pero no los únicos, del puente aéreo que se ha formado entre ambas escuadras. Recientemente jugadores como Casto se sumaban a la lista de jugadores con experiencia en ambas escuadras. Más lejos quedan ya otros como Tomás Olías, Jaime Quesada, Nenad Bjeliça o Wojciech Kowalczyk.