Ramírez: «Setién me pidió un contrato de Europa League»

Compartir

El presidente amarillo, en una larga entrevista a la cadena regional MírameTV, disecciona de manera detallada las negociaciones con Quique Setién, los posibles errores cometidos y la polémica por su almuerzo en Gijón. 

Este final de temporada. «A nadie se le esconde la desazón, el descontento que tenemos, los aficionados, los jugadores, el cuerpo técnico con lo que está sucediendo. Hemos pasado a ser el equipo revelación a ser el equipo decepción. Hasta el mes de enero el equipo tenía posibilidades de seguir ilusionando a la gente. Si analizas las últimas diez temporadas y miras los ocho primeros clasificados son casi siempre lo mismo, porque hay una diferencia económica. Pero nosotros estábamos muy bien, jugando bien al fútbol, pero ahora mismo es todo lo contrario. La decepción es mayúscula. Tenemos que analizar lo que ha pasado y empezar una nueva temporada con mucha ilusión».

Las ruedas de prensa de Setién. «Setién ha sido el entrenador que nos ha ilusionado, que se contrató para salvar la categoría y lo hizo de manera formidable; y esta temporada para no estar nunca en descenso, y también lo ha conseguido de forma formidable. Ha sido esta última etapa la que ha empeñado este trabajo. Quique es una persona especial, es un gran entrenador, pero con sus convicciones. Muchas veces le digo que le he contrato como entrenador y no como asesor. Él las cosas no las hace con mala intención, lo dice con ánimo constructivo, de verdad, nunca he visto en las palabras de Quique ningún topo de intromisión. Es un gran profesional pero luego tiene otras cosas que al club no le vienen bien. A pesar de todo esto creía que Quique iba a agradecer esa apuesta que hizo: nosotros lo fichamos del paro. Creíamos ciegamente en su trabajo. Ayer mantuvimos una conversación de dos horas, y le dije que teníamos que haberle echado cuando dijo que no seguiría, y él me dijo que también tendría que irse cuando se publicaron sus cifras. Nosotros somos justos con él, y desde la UD no vamos a decir una mala palabra. No nos arrepentimos de haber traído a Setién del paro, de haberle dado un equipo de la mejor liga del mundo… pero si las cosas no están saliendo como queremos, pues hay que decirlo. Si Quique fue responsable que la UD jugase al fútbol y despertase esa ilusión, Quique es el único responsable de lo que está sucediendo. Para lo bueno y para lo malo».

La valoración de los futbolistas. «Volvemos al equipo: Quique hizo que este equipo aumentase su valor, que jugara al fútbol como los ángeles, pero el resultado final que está dando es este. Ya quedan dos jornadas, Quique decidió no continuar con nosotros, le deseamos toda la suerte del mundo a él. Esperamos que las decisiones que tenemos que tomar desde la Dirección Deportiva sea el entrenador que hemos decidido y las bajas y altas sean acertadas, para estar en una zona que por club, juego y afición nos corresponden».

¿Qué pasó en la negociación? «Ni nosotros le hemos provocado ni a nosotros nos ha provocado. Aquí hay una estructura, aquí manda un presidente, una Dirección Deportiva y el entrenador tiene que acatar las órdenes que se le den. Nadie le va a decir al entrenador quién tiene que jugar, pero el entrenador no se puede meter en la organización del club. Otra cosa es que los detractores entiendan que no le hayamos dejado hacer a Setién más cosas de lo que le corresponden. Llevo haciendo las cosas de una determinada manera, recogí al club en Segunda B con 72 millones de euros de deuda y hoy estamos en Primera con superávit».

La negociación. «Le contesté por escrito a todos los parámetros que habíamos hablado, y un día él me dice que dará una rueda de prensa que diría que no iba a aceptarla. Él ayer me decía en la reunión que tenía que haberle cesado. Me dijo que se equivocó negociando en diciembre. Yo le dije contrato en blanco, te firmo lo que quieras, pero si quieres renovar vamos a renovar. Pero como contrato en blanco te digo que me lo tripliques máximo, hay que entender que sean justos y razonables. Quería que entendiera que la apuesta por él era absoluta. Entiendo que íbamos a estar dentro de unos márgenes normales. En enero cuando él viene en el partido ante el Atlético de Copa. Nos fuimos a cenar y él me hace una propuesta. Me pide un salario de Europa League, la UD no puede, pero no porque no tenga dinero, porque se rompe la manera de hacer las cosas en la entidad. Me dice que el tema económico no es importante, pero es mentira. Se lo dije a él y lo sigo diciendo. Lo segundo que me pide es 6-7 millones de euros todos los años para firmar jugadores, y le digo que nuestra filosofía no es esa, es apostar por la gente de la casa. Podemos comprar a un futbolista pero por cantidades normales. Él me pidió un contrato de 3 años, el dimos 5. Si permanecía cinco jornadas en descenso le podíamos destituir. Era una manera de garantizar, pero íbamos a éxito por la dos partes. No podemos pretender pagar por no conseguir cosas. Y por último, cualquier movimiento de altas o bajas quería tener la última palabra. Eso es complicado: un buen entrenador puede que no tenga idea del mercado. Por no hablar que los entrenadores pueden mañana no estar. Entendemos que un gran entrenador sólo debe entrenar, y la Dirección Deportiva tiene que poner a los mejores jugadores»

El contrato. «La UD le consigue un contrato de 5 años y bonos conseguibles que está cercano a los 9 millones de euros en cinco años, está por escrito. Sobre el tema de los 6-7 millones de euros para fichar jugadores le decimos que esa no es nuestra filosofía. Con respecto al veto de la Dirección Deportiva, le decimos que nosotros funcionamos como Dirección Deportiva, pero que le incluíamos a él con voz y voto dentro, y además las decisiones se toman: somos seis, y se elimina el voto de calidad del presidente. Las decisiones serían por mayoría. Está por escrito. Le doy esa carta al míster, él se cabrea cuando empiezan a salir emolumentos cercanos a lo que pedía».

Su decisión y manera de hacerla pública. «Hay una rueda de prensa donde hace alusión a unos Whatsapp que me cruzo con él, y yo me cabreo porque es mentira. Nunca le he dicho por Whatsapp que se vaya y que vuelva en dos años, porque además él sabe que yo había puesto toda la carne en el asador para que siguiera ahí. Yo sabía que Quique Setién tenía un acuerdo con el Valencia. Sí lo tenía, por eso él toma la decisión de no seguir con nosotros. Hoy le han confirmado que no. Le mando un Whatsapp diciendo que decida ya. Al día siguiente la contestación es que no iba a continuar. En ese momento tendría que haberle cesado, y no nos hubiera pasado esto, decidí apostar por él porque se merecía salir por la puerta grande. Hemos aguantado todo, a partir de ahí hemos callado y permitir todo, y lo vamos a seguir haciendo hasta el final. Estoy hablando la verdad, todo lo que he dicho se lo he dicho a él a la cara».

La relación con la Dirección Deportiva. «Él tiene una magnífica relación conmigo, pero es cierto que sí se ha deteriorado la relación de él con la Dirección Deportiva. La Dirección Deportiva sí ha estado cabreada, se siente desencantada, nunca esperaban que Quique Setién diera de lado a la UD. El míster ha llegado a decir que aunque no tenga equipos a la UD no le entreno».

El caso Gijón y el posible expediente. «El entrenador cuando termina el partido tras perder, la UD abandona el estadio de El Molinón en solitario, sin el primer entrenador y sin sus ayudantes. Siempre ha pedido permiso que es el consejero de más rango o a sus jefes. El míster el sábado pasado no los vio, y entonces le dice al capitán y a Rubén Fontes que se iba a comer con familiares. ¿Qué te van a decir el capitán o Rubén Fontes que no vayas? El míster debía montarse en la guagua e ir al hotel, y ahí pedirle permiso. Lo que no puede abandonar un equipo profesional es un estadio sin su cuerpo técnico. La Dirección Deportiva se cabrea, me pide una reunión al mediodía y me proponen abrir un expediente. Llamo al míster y le pedí por favor que viniera al club y hablemos para no tener que abrir un expediente, me dice que prefiere no ir. La Dirección Deportiva me dice que hay que ser serio: no ha acompañado al equipo y tenemos que tomar cartas en el asunto. Al rato vino el míster con sus dos compañeros y mantuvimos una reunión por dos horas, se relajó el tema, pidió disculpas y no se abrió expediente».

Posibles errores. «El primer error es que el míster da permiso en Madrid a salir por la tarde, y el día siguiente hay una reunión en el club, se acuerda que no se dice nada y el míster dice en rueda de prensa lo que había ocurrido. Había que iniciar los expedientes el lunes siguiente porque había jornada el sábado. Lo que no puedo hacer es ocultar a mi afición lo que ha sucedido, lo que ha sucedido es esto».

Más explicaciones. «Jesé y Halilovic llegan un momento en el que el equipo empieza a decaer, ellos vienen de no jugar lo que necesitaban. No sale así. El equipo viene hacia abajo y ellos vienen hacia abajo. Igual fue un error nuestro reforzar al equipo con esos grandes jugadores, igual eso también nos ha perjudicado. Con el paso del tiempo puedes hacer un análisis justo. Lo primero decir lo de Madrid, segundo haber aceptado la negociación con el entrenador, tercero no haber cortado la negociación cuando se dilataba, cuarto haber traído a esos jugadores, visto ahora. El míster dio el visto bueno al fichaje de Jesé, al fichaje de Halilovic no lo tengo claro. Da igual, es la Dirección Deportiva la que toma la decisión. El deterioro ha sido así, conseguimos la permanencia: el equipo no tiene nada por lo que luchar, aparentemente, la UD ha perdido esta temporada 3 millones de euros por los puestos clasificatorio y la taquilla del Barcelona».

Su única preocupación. «Yo lo que quería era garantizar que la UD estuviera en Primera, quería que la UD disfrutase de esta ilusión».

El próximo entrenador. «Es un entrenador español y que está entrenando un equipo. Cuando digamos quién es el entrenador, ya daremos las explicaciones».

Balotelli, interés falso. «Es totalmente falso. Es cierto que la temporada pasada, con el fichaje de Prince Boateng, cabía la posibilidad de traer a Balotelli, se decidió no traerlo. No hemos hablado nunca más de Balotelli. Ayer hablando en la reunión… el que dio el nombre de Balotelli es el hermano del director deportivo, y les digo la verdad, no es cierto. Aseguro al 100% que Balotelli no jugará el año que viene en la UD».

¿Seguirá Roque el próximo año? «No te puedo decir al 100% si todos los jugadores repetirán la próxima temporada».

¿Vetó Setién a Ruymán Almeida? «A mí no me consta que Quique Setién haya vetado a alguien para entrar en la guagua. Por eso digo todo, no me invento nada».

Vea el VÍDEO:

Vea la entrevista a Ramírez en MírameTV (VÍDEO)