El Juvenil DH consigue la victoria in extremis en Lanzarote (1-2)

Compartir
Foto: LanzaroteDeportiva.com

Suma y sigue el equipo de Juan Germán Jiménez esta temporada en División de Honor Juvenil, aunque no sin sufrimiento. Al conjunto amarillo le volvió a tocar remontar y una vez más encontró la fortuna en la recta final del choque con un gol de Yéremi ante un combativo Orientación Marítima.

Tocados por una varita. Así están demostrando estar los futbolistas del Juvenil División de Honor de la UD Las Palmas esta temporada, donde cuentan sus 12 partidos por victorias y se mantienen en el liderato por encima del Tenerife. Este sábado tocó en Lanzarote ante el Orientación Marítima y demostraron estar tocados por una varita, porque cuando no se puede por fútbol, también acompaña la suerte.

El equipo amarillo trató de dominar el choque pero careció de frescura en los últimos metros y fue sin embargo el cuadro conejero el que se fue con ventaja al descanso, al superar Jorge Flores al filo del descanso al guardameta amarillo Adrián.

Reaccionó el juvenil grancanario tras el descanso, cuando el portero local Leo comenzaría su particular pesadilla ante Yéremi. Al cuarto de hora de la reanudación, el delantero amarillo se plantaba en el área y era derribado por el guardameta. Penalti que se encargó de transformar Gabriel Duchement.

Subió líneas la UD pero se mantenía firme el Orientación Marítima. Y cuando parecía que ambos equipos acabarían firmando tablas y truncando la racha de victorias grancanarias, la jugada decisiva. Leo recibe un pase de un compañero y, en su intento de despejar el balón, se queda con el molde, no golpea el balón ante la presión de Yéremi y el delantero amarillo aprovecha el error para dar la victoria a Las Palmas a falta de tan sólo dos minutos.

El tanto fue muy celebrado por los amarillos, una muestra de lo que había costado a los grancanarios hacerse con una victoria en la que al final recibió la ayuda de la diosa fortuna.

También te puede interesar…

[CANTERA] El ‘efecto Juan Manuel Rodríguez’ se pone a prueba en el Anexo