La UD busca fórmulas para aumentar la afluencia de público al Estadio

Compartir

La directiva amarilla se ha puesto manos a la obra para encontrar formas de mejorar la asistencia a los partidos que se celebren en el recinto de Siete Palmas en esta segunda vuelta de LaLiga donde el equipo se lo juega todo. 

Crisis en el campo y crisis en las gradas. La UD Las Palmas necesita revitalizar a sus jugadores y, también, volver a enganchar a sus aficionados para que acudan al Estadio de Gran Canaria. El frío, la lluvia, los altos precios y, sobre todo, la mala racha de resultados que arrastra el equipo hacen que los hinchas amarillos se replanteen demasiado a la hora de ir a animar fin de semana tras fin de semana. Y el equipo lo nota.

De hecho, durante esta temporada se han registrado las peores entradas en la historia del recinto de Siete Palmas en Primera División, una cuestión que se ha convertido en comidilla habitual entre los seguidores amarillos. En ese sentido, el presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez, señalaba ayer en sala de prensa que el feudo amarillo ya no es la fortaleza que en campañas anteriores ayudó al equipo a salvarse.

«Si la UD se ha salvado en años anteriores fue porque el Gran Canaria era un fortín. Tenemos que tratar de conseguir que vuelva a serlo. Le pido a la afición que estén con el equipo hasta el último minuto para tratar de conseguir el objetivo entre todos», señaló el máximo mandatario del club insular durante su discurso inicial.

Por ello, el club ya trabaja para mejorar y el propio Ramírez explicó que le ha pedido al director general, Patricio Viñayo, que «busque una solución a este problema, sobre todo, vía abonado. Tenemos que buscar una manera para que pueda venir más gente al campo. En eso estamos trabajando y ya anunciaremos qué soluciones podemos apuntar».

Además, comentó que no ha tomado una decisión sobre si hará pasar por caja a los abonados para los encuentros ante Real Madrid y FC Barcelona, dejando claro que tomarán una decisión al respecto en función de «cómo vayan las cosas».

Lo que está claro es que Las Palmas, además de empezar a ganar partidos para salvar la categoría, tiene que reenganchar a una afición que está bastante apática y cansada por la marcha del equipo. El hastío entre los hinchas es un hecho que se ve reflejado en muchos sectores y si la gente no va al Estadio de Gran Canaria a la UD se le puede hacer más cuesta arriba si cabe esta segunda vuelta donde tiene que sobrevivir como sea.

También te puede interesar…

#MERCADO | Rèmy dice no a su regreso a la UD