Una ocasión al limbo (2-1)

Compartir
Foto: LaLiga.

La UD Las Palmas se queda corta en Balaídos y regresa con una vuelta en las tornas. Esta vez los últimos minutos del partido certificaron una derrota amarilla que pudo no ser tal si la UD llega a aprovechar sus buenos momentos tras el gol de Erik. 9 minutos duró el equipo grancanario fuera del descenso.

Nueve minutos le duró la alegría a la UD de verse fuera del descenso. Fue el tiempo que transcurrió entre el primer gol de Erik Expósito en Primera División y el empate de Jonny Otto tras un error de concentración en cadena de los amarillos. Los de Jémez, que firmaban el empate durante los últimos 15 minutos, se vieron esta vez con el infortunio en los minutos finales, cuando un remate de Pablo Hernández lo desvió lo justo Chichizola para que no llegaran a despejar Etebo ni Vicente.

Quien perdona lo acaba pagando. No debe estar contento Paco Jémez al ver que todo estaba saliendo con el guión previsto pero se acabó viniendo abajo en un tramo final de partido discutible. Escogió el técnico amarillo de entrada a Aquilani para jugar por dentro, dándole la banda a Tana en la búsqueda de la pieza que complete un puzzle que sigue sin encajar. El resto, lo esperado con Erik Expósito ganando la partida a Imoh Ezekiel. Y salió de escándalo esta apuesta.

La primera parte fue abierta. Sin brillantez pero con los dos equipos buscando la portería rival con unas armas que en principio parecían ir levemente mejor para el Celta. Emre Mor y Maxi Gómez no encontraron el fondo de la red en las llegadas más peligrosas de los vigueses. La UD, por su parte, repetía guión. Seriedad y orden atrás y esperar que se abran huecos para hacer daño.

Y así fue como llegó el gol amarillo, pero hubo que esperar al inicio de la segunda mitad. Aquilani conecta con Vicente, éste de primeras para Etebo y el nigeriano, también de primeras encuentra el desmarque del canterano, al que no le tembló el pulso para pisar área y batir de disparo cruzado a Rubén Blanco.

El gol, lejos de echar atrás a la UD, le dio confianza y aturdió de entrada al Celta, que miró al cielo aliviado cuando Aguirregaray, solo dentro del área, mandó fuera un balón franco tras un rebote en el área poco después del gol. Pero los grancanarios perdonaron y se encontraron con el empate casi de inmediato. Un disparo colocado de Brais Méndez quien dio otro aire desde su entrada, lo despeja muy blando Chichizola dentro del área, cayendo mansamente para que Jonny, completamente sin oposición, hiciera la igualada.

Plomos fundidos tras el empate

Y ese gol sí que mató a la UD, que empezó a sentir el miedo de perder el botín del punto con el que contaba. El Celta creció con la entrada de Pione Sisto, además de la mencionada del canterano, y comenzó a embotellar a un equipo amarillo que se pasó prácticamente los últimos 20 minutos pidiendo la hora, como si se hubiera quedado sin pilas, algo que evidenció Erik Expósito, exhausto tras el esfuerzo.

Los minutos fueron pasando y aunque Jémez dio entrada a Nacho Gil y Hernán Toledo, ninguno de los dos mejoró lo más mínimo las prestaciones de Aquilani, que realizó un buen trabajo de contención en el medio, ni de Halilovic, muy perdido e individualista, desaprovechando una gran ocasión de dar ese paso adelante para hacerse con el liderazgo que está vacante en este plantel desde la marcha de Viera.

Cuando todo parecía destinado a un nuevo empate amarillo, llegó el castigo final. Una gran jugada de Iago Aspas en línea de fondo, donde mareó casi a toda la defensa amarilla, terminó con un balón que dio tiempo a controlar y acomodar a Pablo Hernández, quien mandó un balón no muy fuerte que desvió lo justo Chichizola para que no llegaran a sacarlo Vicente ni Etebo, ambos bajo palos.

La UD se quedó corta en Balaídos pero dio muestras que tiene argumentos para salir de ahí. Quedan 33 puntos en juego y el equipo amarillo está a uno del Levante, quien marca el descenso, y uno por encima del Deportivo, justo detrás. En esa carrera, teniendo que visitar el estadio de ambos contrincantes, estarán muchas de las opciones del equipo amarillo de lograr la salvación.

RC Celta de Vigo vs Unión Deportiva Las Palmas

Celta: Rubén, Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez, Jonny, Lobotka, Radoja (Brais Méndez 60′), Tucu Hernández, Emre Mor (Pione Sisto 73′), Iago Aspas y Maxi Gómez (Boyé 90′).

UD Las Palmas: Chichizola, Michel, Ximo Navarro, Gálvez, Aguirregaray, Vicente Gómez, Aquilani (Nacho Gil 68′), Etebo, Halilovic (Hernán Toledo 83′), Tana y Erik Expósito.

Goles: 0-1: Erik Expósito (53′); 1-1: Jonny (62′); 2-1: Pablo Hernández (88′).

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Aquilani (18′), Ximo Navarro (71′), Lobotka (80′)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 27 de LaLiga Santander 2017-18, disputado en Balaídos.