Más cerca de Segunda (0-3)

Compartir
Foto: Gabriel Jiménez (udlaspalmas.NET)

El conjunto dirigido por Paco Jémez no aprovechó el empate del Levante en Montilivi y cayó ante un Real Madrid que sí supo aprovechar los errores defensivos de los amarillos así como dos penas máximas que fueron un jarro de agua fría en momentos claves del encuentro. Ahora los amarillos se jugaran su última bala en la recámara el próximo domingo 8 en el Ciutat de Valencia. 

Con el sol apretando en Siete Palmas, la UD Las Palmas comenzó el choque con la intención de dominar el balón. Esta cuestión no le importaba lo más mínimo a un Real Madrid que estaba con el freno de mano puesto. De hecho, salvo por un fuera de juego de Bale y otra jugada en la que el galés ganó bien la espalda de la zaga insular, los amarillos fueron los primeros en probar suerte de cara a portería con un disparo de Calleri que se marcharía muy cerca del poste derecho de la portería madridista.

Eso sí, cuando el conjunto de Zidane empezaba a sumar hombres cerca de las inmediaciones de los dominios de Chichizola el peligro era notable. A pesar de ello, la UD estaba encontrando espacios y empezaba a sentirse un poco más cómoda que su rival. Otro disparo de Calleri puso en aprietas a un Navas que ya había tenido más trabajo que su homónimo en la portería contraria, aunque era evidente que lo que el Madrid buscaba era asentar sus bases desde su especialidad: el contragolpe.

Y la más clara de los merengues llegaría, precisamente, de esa manera; tras un robo de Modric y una buena jugada por banda izquierda en la que Bale puso un centro para que Asensio viese como su disparo se estrellaba en Chichizola.

Un despiste individual y un bajón generalizado

Lo cierto es que a Gareth Bale le brillaban los ojos viendo los espacios que estaba dejando Michel Macedo y, en uno de esos despistes del carioca, encontró las mallas amarillas. El galés aprovechó un gran pase de Modric y fusiló la portería grancanaria con un gran remate que se fue directo a la escuadra. Los blancos sonreían ante la ventaja que habían adquirido, pero Zidane tuvo que retirar del césped a Nacho para colocar a Achraf poco después del gol por unas molestias que sintió el defensa madrileño.

El tanto de los capitalinos diluyó a Las Palmas como un azucarillo. El cuadro de Paco Jémez comenzó a perder presencia arriba y se quedó maniatado ante un Madrid que estaba dominando el partido con mucha calma, sin aspavientos. En ese sentido, aunque las ocasiones no terminaban de llegar, sí que generaban peligro y una entrada de Calleri sobre Lucas en el área de Chichizola acabó en penalti para los visitantes. Benzema tomó la responsabilidad y el francés no erró para poner más tierra de por medio.

La UD intentó levantarse. Aguirregaray se convirtió en el hombre más activo de los amarillos, pero le estaba faltando acertar a la hora de tomar ciertas decisiones en cuanto a los pases en la zona definitiva. Aun así, los hombres de Zinedine Zidane ya estaban con más calma y se cobijaban bajo el paraguas de un Luka Modric que había hecho una primera parte bastante buen; el croata organizó el juego blanco y no soltó la batuta en ningún momento, consiguiendo que los insulares no fueran capaces de hacer daño.

 

Paco Jémez tenía que buscar alguna solución a lo que estaba padeciendo su equipo y lo primero que hizo fue probar con alternativas. Expósito y Jairo entraron al terreno de juego tras el paso por los vestuarios en detrimento de Macedo y Vicente. El técnico grancanario quiso arriesgar y conformó una defensa de tres hombres con Aguirregaray, Gálvez y Ximo con el objetivo de acumular más jugadores en zona de ataque.

No obstante, un penalti cometido de Ximo Navarro sobre Bale echó por tierra el cambio de dibujo en apenas cinco minutos de segunda mitad. En esta ocasión, fue el galés el encargado de lanzar y convirtió sin demasiados problemas la pena máxima para sumar su segundo tanto de la tarde. Las Palmas quedaba completamente herida de muerte o casi cuando todavía quedaba un mundo para acabar el encuentro.

Reacción a cuenta gotas

El Real Madrid siguió buscando sus goles y encontró en los espacios que dejaba atrás la UD su mejor opción para atacar. Lucas, Bale y Benzema olieron un poco de sangre en un momento en el que el partido les reclamaba que fuera a por más. De ese modo, las ocasiones se sucedieron, pero ni Bale ni un Benzema que erró a bocajarro ante Chichizola fueron capaces de ampliar el marcador para terminar de rematar a su rival.

Por otro lado, los amarillos continuaron en su batalla particular y siguieron buscando la portería blanca. Primero con algún disparo flojo y posteriormente con un disparo de Erik Expósito que no supo aprovechar la salida de Navas, Las Palmas intentó inquietar a la zaga madridista sin demasiado éxito. Sin embargo, la insistencia de los grancanarios era notable a pesar del resultado; los hombres de Paco Jémez estaban realizando un esfuerzo extra, aunque era evidente que no había sido una tarde para la gloria.

El partido se fue rompiendo poco a poco y era el Madrid el que más llegaba a la portería, aunque ya no tenía demasiada fortuna. Un Momo bastante voluntarioso y decidido tomó las riendas del ataque amarillo y era el único que le ponía algo de criterio. Con una alineación con tres pivotes en primera instancia y luego con dos, pero ninguno de ellos con la capacidad para sacar el balón desde atrás, el equipo naufragó en esa asignatura.

De hecho, el tramo final del encuentro fue un cúmulo de ocasiones para que el Madrid no pudo convertir. Ni Benzema, ni Bale encontraron portería en un partido donde los grancanarios no consiguieron generar demasiado peligro sobre la meta merengue ni tampoco lograron hacerse fuertes desde la defensa. Aunque los penaltis hicieron mucho daño porque fueron en momentos puntuales, es evidente que Las Palmas no está en el camino y que, ahora mismo, todo depende más del Levante que de los amarillos.

Unión Deportiva Las Palmas vs Real Madrid CF

UD Las Palmas: Chichizola; Macedo (Jairo, 45′), Gálvez, Ximo, Aguirregaray; Javi Castellano, Aquilani, Vicente (Expósito, 45′); Halilovic, Momo (Ezekiel, 83′) y Calleri.

Real Madrid: Casilla; Nacho (Achraf, 28′), Vallejo, Varane, Theo; Casemiro (Llorente, 60′), Modric (Kovacic, 60′), Asensio; Lucas Vázquez, Bale y Benzema.

Goles: 0-1, Bale (25′). 0-2, Benzema (38′). 0-3, Bale (50′).

Árbitro: Pablo González Fuertes (Colegio asturiano). Amonestó a Momo (35′), Gálvez (46′) y Ximo Navarro (49′).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de LaLiga Santander 2017-18, disputado en el Estadio de Gran Canaria.