Gerardo Garcés explica el ‘caso Peñalba’

Compartir

El jefe de los servicios médicos de la UD Las Palmas habló también sobre el caso de la lesión de Gaby Peñalba, de quien se ha conocido que en una segunda opinión, del doctor Ramón Cugat, se estimó que se habían calculado mal los plazos de su recuperación.

No ha sido una temporada fácil en la enfermería de la UD Las Palmas. Con Emenike como caso más flagrante, también han sido sonados los casos de Halilovic, Bigas y, recientemente, Gaby Peñalba. Precisamente del mediocentro argentino se conoció que esta semana visitó al prestigioso doctor Ramón Cugat en Barcelona para conocer una segunda opinión sobre sus molestias en la rodilla que le ha tenido ya más de un mes de baja.

El diagnóstico del médico catalán fue que su rotura del Quiste de Baker exigía un reposo de cuatro semanas y estimaba un plazo de recuperación de aproximadamente seis, mucho más de las dos semanas que en principio estimó el club en su comunicado médico.

Sobre esta cuestión, el jefe de los servicios médicos de la UD, Gerardo Garcés, explicó a La Provincia / DLP que en el comunicado del club se especificó que debería estar «al menos dos semanas de baja». «Al jugador y al cuerpo técnico se les comunicó que estaría entre tres y cuatro semanas y que, como hacemos siempre, intentaríamos reducir los plazos, algo que logramos en el 90 por ciento de los casos. Peñalba iba bastante bien hasta que llegó un momento en que lo que tuvo fue una distensión del sóleo», agregó.

Además, sobre el tiempo de reposo y recuperación de la lesión, especificó: «En este caso, una rotura de un Quiste de Baker es simplemente una roturita de la parte de atrás de la cápsula. En el noventa y tantos por ciento de los casos, en tres semanas eso tiene que estar curado, lo que pasa es que después depende de cada uno». Por otra parte, justificó los intentos de adelantar los plazos de recuperación dada «la importancia que este jugador tiene para el equipo». «Peñalba estuvo sin dolor durante un tiempo y cuando empezó a incorporarse, lo que le dolió fue el sóleo».

Sobre la diferencia de criterios a la hora de estimar los plazos de recuperación con el Doctor Cugat, Gerardo Garcés explica que ya habló con el traumatólogo catalán y él estima de cuatro a seis semanas, mientras que el grancanario de tres a cuatro de recuperación. «Al final son tiempos, con la diferencia de que el Doctor Cugat es un traumatólogo consultor y yo soy el jefe del servicio médico de un equipo y necesito que el jugador esté lo antes posible», justifica. «Ramón Cugat no le ha dicho nada distinto a lo que le hemos dicho nosotros. Lo único, que él habría esperado entre cuatro y seis semanas. Y yo le dije a él: «Y yo también, pero si fuera un jugador normal y no esencial para nuestro equipo», sentencia.

También te puede interesar…

[DECLARACIONES] El médico de la UD da su versión sobre la lesión de Emenike

Compartir
Artículo anteriorEl Juvenil DH no falla y vuelve a proclamarse campeón
Artículo posteriorCuestión de grandeza